Buenas y malas acciones en el Islam

Dom, 12/04/2022 - 09:15
Buenas y malas acciones en el Islam

El Profeta Muhammad (P) dice:

“Quien prescribe un buen mandamiento y la gente lo practica, cosechará su recompensa y la recompensa de los que lo hacen y nada disminuirá su recompensa. Quien prescriba un mal mandamiento y la gente lo siga, sufrirá su pesada carga y la carga de los que lo practican y nada disminuirá su carga. 1

Si miramos a las personas que viven en una sociedad humana, entre ellas encontraremos a quienes hacen obras de justicia, bondad y favores a las personas porque aman el bien para con todos. Por ejemplo, hay quien construye una escuela para su comunidad o un hospital, o establece una asociación caritativa para llamar a la gente al Islam. Recauda y distribuye caridad a los pobres. Funda una fábrica cooperativa o una granja para proporcionar empleo. Él hace lo correcto y prohíbe lo incorrecto.

Cuando vemos a un hombre tan justo y benéfico, cooperamos y participamos con él en hacer buenas obras y tratamos de seguir su ejemplo. La gente aprende a hacer buenas obras de su ejemplo. Ciertamente, este hombre es la causa de que otros hagan buenas obras: es él quien los despierta y los guía para hacer esas buenas y útiles obras. Sin él, otros podrían no hacer tan buenas acciones. Este hombre que prescribió el buen mandamiento, es decir, impuso obras justas entre la gente que conocía e inició proyectos útiles y benéficos para su comunidad, merece una recompensa aumentada por las recompensas de las personas que son guiadas por él a hacer buenas obras a causa de su consejo y ejemplo. A él se debe esta recompensa múltiple, porque él dirigió y aconsejó al pueblo a hacer buenas obras, y sin él nadie podría haber sido guiado a la justicia. Así, el Santo Profeta (s) dice:

“Quien guía (a otros) hacia el bien es como quien lo hace”2.

Entre la gente también podemos encontrar a alguien que es malo y perverso. Vive en la comunidad como un germen en el cuerpo humano. No sólo debilita a la sociedad sino que, siendo un elemento contagioso, propaga el mal a los demás. Este hombre provoca corrupción y malas acciones que difunden hechos feos. Establece guaridas del mal y se las ingenia para corromper a la sociedad. Sus acciones corruptoras incluyen gastos extremadamente extravagantes y autoindulgentes, engaño, promiscuidad, juegos de azar, consumo de alcohol, abuso de drogas, etc. A medida que la gente sigue sus actos corruptos, él es responsable no solo de sus propios actos pecaminosos, sino también de los pecados de los que siguen su ejemplo. Esto se debe a que les aconsejó que hicieran malas acciones. Es la causa principal de la existencia de corrupción, injusticia y maldad en una sociedad. Sin él, esta corrupción y maldad no se habría extendido.
Seguramente, podemos ver que el Islam es la religión de la reforma, la bondad y la rectitud.

Resumen

1. El Islam es la religión de la bondad y la rectitud. Ordena a los musulmanes hacer buenas obras para que otros puedan seguirlos.

2. El que prescriba un buen mandamiento para el pueblo tendrá la recompensa como el que hace la obra.

3. Quien prescriba un mal mandamiento para el pueblo tendrá el castigo como el autor del hecho.

Referencias:
1.Sunan Ibn Maj, Majma' al-Bayan, al-Tabrasi
2. Al-Hurr al-Amili, Wasa'il al-Shi'a, vol. 6, Kitab al-Amr bil al-Ma'roof

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
2 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a es.btid.org
Online: 17