Vamos a conocer al Imam Ali(P) por sus palabras(parte1)

Vie, 05/05/2017 - 07:48

“¡Oh hijo mío! Disponte a ti mismo como referente en tu relación con los demás, de manera que desees para otro lo que deseas para ti mismo, y aborrezcas para él lo que aborreces para ti mismo. No oprimas así como no deseas ser oprimido; actúa con benevolencia tal como deseas ser objeto de la misma; considera malo en tu persona lo que consideras malo en otro; y complácete de

El Imam (a.s.) asumió positivamente la convocatoria a investirse de las más elevadas virtudes mediante las cuales el ser humano se eleva, y abarrotó su camino con muchos de sus consejos al respecto, entre los cuales están los siguientes:
 Sus consejos a su hijo Al-Hasan (a.s.)
“¡Oh hijo mío! Disponte a ti mismo como referente en tu relación con los demás, de manera que desees para otro lo que deseas para ti mismo, y aborrezcas para él lo que aborreces para ti mismo. No oprimas así como no deseas ser oprimido; actúa con benevolencia tal como deseas ser objeto de la misma; considera malo en tu persona lo que consideras malo en otro; y complácete de la gente con aquello que te complace que surja de ti para ellos. No digas lo que no sabes aunque sea poco lo que sepas; y no digas lo que no te gusta que se te diga a ti. Debes saber que ser vanidoso es contrario a la rectitud y es el flagelo de los intelectos. Realiza tu (propio) esfuerzo y no acopies el de otro; y si eres conducido a tu propósito debes ser más temeroso de lo que lo eres (ahora) ante tu Señor”.
En estos párrafos el Imam (a.s.) precisó las más bellas virtudes con las que se inviste la persona, que son:
1. Que se disponga a sí misma como referente en su relación con los demás y desee para ellos el bien que desea para sí misma, y asimismo aborrezca para ellos el mal que detesta para sí misma. Es natural que cuando este inusual fenómeno se impone en la sociedad, ésta alcanza el apogeo de su perfección y consolidación.
2. La advertencia respecto a oprimir a los demás y transgredir sus derechos, puesto que así como al ser humano le disgusta que le opriman, asimismo él debe tener ese sentimiento con relación a otros.
3. La persona debe hacer el bien a los demás, así como desea ser objeto del mismo.
4. La persona debe considerar desagradables las malas acciones que realiza, tal como le desagradaría que fueran realizadas por otro, y asimismo debe satisfacerle para la gente lo que le satisface para sí misma.
5. La persona no debe hablar ni juzgar sin conocimiento, puesto que eso conlleva que el perjuicio le alcance a ella y a los demás.
6. El Imam (a.s.) prohibió que una persona sea vanidosa, puesto que es uno de los más viles atributos que rebajan a la persona a un nivel ruin.
7. El Imam (a.s.) advirtió respecto a extremar en el acopio de riquezas, puesto que ello conlleva la desgracia y la ruina, especialmente cuando no se observan los derechos de Dios, Glorificado Sea, ya que de esa manera la persona sólo tendrá la carga y el beneficio será para otro.[1]
[1] .  Las virtudes morales del profeta del Islam (S.A.W) y de la gente de su casa (A.S.) p,61

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
1 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 13