Dos grandes corrientes o centros de difusión del Islam ¿Cuál es la verdad?

Mié, 06/07/2017 - 11:08
centros de difusión del Islam

Hay dos grandes corrientes o centros de difusión del Islam. Arabia Saudita por los petrodólares e Irán desde la influencia en la resistencia, la revolución y el anti-imperialismo. Arabia Saudita es uno de los pocos países del mundo que lleva el nombre de una familia, los Al Saúd, una tribu que hace 200 años recibía dinero de Gran Bretaña para fragmentar al imperio Otomano. Entonces empezaron a fomentar el arabismo porque los otomanos, de origen turco, dominaban los territorios islámicos. De esa manera, los británicos les decían a los Al Saúd que ellos eran los verdaderos representantes del mundo árabe-islámico. El wahabismo, versión oficial y doctrinaria del Islam en Arabia Saudita, es mucho más cuadrada, una cáscara vacía sin contenido espiritual real. Para esa visión, el islam es solamente para musulmanes de Arabia Saudita, una visión exclusivista, casi racial, similar a la relación entre sionismo y judaísmo. El judío o el musulmán es aquel que practique la religión independientemente de donde haya nacido. Es como decir que los cristianos son solo los nacidos en España, es una estupidez. Bueno, esta es la posición del wahabismo, una posición que en el siglo XIX trajo enormes matanzas peor que la que hoy genera Daesh. Con las armas y el financiamiento británico, Arabia Saudita creó su reino, se separó del Imperio Otomano y profundizó el wahabismo. Después de la caída de los otomanos en la primera guerra mundial, Arabia Saudita no solo contaba con el apoyo británico sino también de Estados Unidos a través del intercambio petróleo por armamento y con la condición de no tocar a Israel.
Por su parte, en Irán, que venía de la monarquía del Shah Reza Pahlevi, con una línea similar a la de los Al Saúd, se desarrolla la revolución de 1979 que cambia la lógica y considera que ese tipo de islam era una desviación del islam verdadero. La revolución islámica rompe con esto, sea Shiíta o Sunita, desde una perspectiva general, ese islam aliado de los poderes arrogantes termina con la revolución iraní. Desde ahí nace la diferencia entre Irán y Arabia Saudita.
Hoy en día, el fenómeno Daesh tiene que ver con lo mismo. Se arman grupos con posiciones cerradas y limitadas con una composición de grupos de jóvenes europeos con cierto descontento con el sistema, se los coopta y se los arma. Detrás de esto hay una planificación estratégica apoyada por las potencias como Inglaterra y Estados Unidos. El conflicto no es entre el chiísmo iraní y el sunismo de Arabia Saudita, sino que el conflicto es entre el islam (sea chií o suní) contra el wahabismo y el salafismo que es dentro de islam lo que es el sionismo en el judaísmo. Son mercenarios financiados y entrenados por servicios de inteligencia de occidente.

Fuente : Resumendelsur

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
12 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 22