Vida del Imam Hasan Ibn Ali(p)

Vie, 05/05/2017 - 07:48

Imam Hasan (P) al igual que su padre, aborrecía a los opresores y ayudaba a los oprimidos. Una evidencia de ello fue cuando Abudhar fue exiliado a Rabazzah y el califa de ese tiempo prohibió que lo despidieran; no obstante, Imam Hasan (P) y su hermano, Imam Husain (P), en compañía de su padre realizaron una entrañable despedida al sumiso desterrado y, al separarse, expresaron su disgusto hacia el gobierno, exhortaron a Abudhar a que tuviese paciencia y continuidad.

Combatió junto a su padre en las batallas que tuvo que afrontar durante su califato

Su nacimiento
El Imam Hasan (P), nieto del Mensajero del Islam (PBd) e hijo primogénito de ‘Ali Ibn Abi Talib (P) y Fatimah Az-Zahra (P), nació el día 15 del mes santo de Ramadan el tercer año después de la Hégira o emigración a Medina Cuando el Enviado de Dios (PBd) fue a felicitarles por el recién nacido, les comunicó la buena nueva de que el Todopoderoso le había ordenado llamarlo Hasan, que significa “benévolo”, “bondadoso”, “compasivo”.
En compañía de ‘Ali (P)
Imam Hasan (P) al igual que su padre, aborrecía a los opresores y ayudaba a los oprimidos. Una evidencia de ello fue cuando Abudhar fue exiliado a Rabazzah y el califa de ese tiempo prohibió que lo despidieran; no obstante, Imam Hasan (P) y su hermano, Imam Husain (P), en compañía de su padre realizaron una entrañable despedida al sumiso desterrado y, al separarse, expresaron su disgusto hacia el gobierno, exhortaron a Abudhar a que tuviese paciencia y continuidad.
Combatió junto a su padre en las batallas que tuvo que afrontar durante su califato.
Cuando ‘Ali Ibn Abi Talib (P) estaba a punto de morir, -obedeciendo la orden recibida por el Gran Profeta (PBd)-, nombro como su sucesor a su primogénito Hasan, siendo testigos de este acto su hermano Husain y demás hermanos, así como los grandes de sus seguidores (los Shi’ah).
Acerca de sus virtudes
Siempre ponía gran atención en Dios, una evidencia de esto era el temblor de sus manos y su rostro enrojecido cuando realizaba su ablución y se preparaba para realizar la oración, y cuando le preguntaban que le sucedía, respondía: “De aquel que se encuentra en presencia del Todopoderoso, no puede esperarse otra cosa”.
A pie y a veces descalzo, veinticinco veces peregrino a La Meca a visitar la casa de Dios.
Se encontraba visitando la Ka’bah, cuando escuchó a un hombre que imploraba lo siguiente: “¡Oh, Dios mío, destíname diez mil dirham…!”, el Imam regreso a su casa y le envió dinero a este hombre.
En una ocasión, una de sus criadas (las criadas, eran las mujeres que, como botín de guerra, llegaban a los musulmanes y luego de ser instruidas en el Islam eran liberadas por la causa de Dios) le regalo un fragante ramo de flores, Hasan Ibn ‘Ali (P) en respuesta le concedió la libertad y cuando le preguntaron el porqué de su comportamiento, contesto: “Si te han obsequiado un presente, responde con otro mejor”.
Tres veces a lo largo de su vida dividió todos sus bienes y pertenencias en dos, incluso su calzado, ofreciéndolo en el camino de Dios.
Cuentan que un hombre de Sham (Damasco), inducido por Mu’awiiah, lo insulto. Imam Hasan (P) guardó silencio hasta que el injurioso calló. Entonces con una sonrisa en sus labios lo saludo y exclamo: “¡Oh, anciano! Creo que eres un forastero, y pienso que te has equivocado. Si buscas mi complacencia, te la daré, y si esperas que te conceda algo, te lo otorgaré; si deseas que te guíe, te guiaré, y si tienes alguna carga, la tomaré con gusto en mis hombros; si estás hambriento te saciaré, y si eres un necesitado estoy dispuesto a ayudarte en lo que quieras. También te ofrezco mi casa, yo se que te encontrarás más cómodo pues cuento con todo lo necesario para servirte”.
El anciano se sintió avergonzado y llorando dijo: “¡Juro por Dios que tú eres Su representante en la tierra!, Dios, El Sapiente, sabe perfectamente a quien debe entregar la misión profética. -entonces continuo diciendo: Para mi, tú y tu padre erais los mas odiados, pero ahora sois los mas queridos”.
Ese día el anciano fue invitado del Imam y cuando partió se había convertido en amigo de éste (P).
Marwan Hakam -que nunca dejo de molestarlo-, cuando falleció el Imam asistió a su funeral. Imam Husain (P) le dijo: “Mientras mi hermano vivía, hiciste todo lo que te fue posible en contra de él, y ahora, ¡te presentas en su funeral ¿y lloras?!”.
Marwan le contesto: “Todo lo que hice, lo hice en contra de alguien cuya clemencia y paciencia eran mayor que aquel monte (señalando un promontorio que se encuentra en Medina)”.
Su martirio
Mu’awiiah, con el pretexto de que Imam Hasan Ibn ‘Ali (P) era muy joven para gobernar no le entrego el califato, pero en realidad planeaba nombrar a su deleznable hijo Yazid sucesor del trono para que después de su muerte, este no tuviese problemas para gobernar. Pero para la realización de sus planes encontraba en el Imam un gran obstáculo, ya que en caso de que después de su fallecimiento Imam Hasan (P) viviese, era muy posible que la gente, que se encontraba ya harta de la familia de Mu’awiiah, se inclinara hacia el Imam.
Mu’awiiah se esforzó mucho para eliminarlo de su camino y finalmente sobornó a Ju’da, la hija de Al Ash’ath Ibn Qays, quien era esposa del Imam Hasan (P) para que lo envenenase, otorgándole cien mil dirhams y prometiéndole que la casaría con su hijo Yazid, quien sería el próximo califa. Más tarde Mu’awiiah no permitió que el enlace se llevase a cabo, casándola con un hombre del clan de Talha. Ella adquirió el apodo de “envenenadora de sus maridos”.
El Imam Hasan (P) estuvo enfermo durante cuarenta días antes de morir. Este inmaculado falleció el 28 del mes de Safar (el mismo día del fallecimiento del Santo Profeta) del año 50 lunar, a los cuarenta y ocho años de edad. Fue enterrado en Al Baqi en medina, junto a la tumba de su abuela Fátima Bint Assad, la madre de ‘Ali (P).
Las bendiciones de Dios sean para este grandioso y querido Imam.
Algunas de las sabias palabras de este Inmaculado Imam
“El intelecto es el vehículo del conocimiento”.
“La ignorancia equivale a la muerte”.
“Quien pretenda hablar alcanzado el limite del conocimiento, manifiesta el limite de la ignorancia”
“La oportunidad desaparece rápidamente y retorna lentamente”.
“Deja lo meritorio cuando es perjudicial para lo obligatorio”
‘Ali (P), el Amir de los Creyentes, le pregunto a su hijo (P): “¡Oh, hijo mío! ¿En que consiste el intelecto?”
Respondió: “En que tu corazón guarde aquello que el ha aceptado en deposito”.
Prosiguió: “¿Que es la previsión?”
Contesto: “Que esperes tu oportunidad y apresures aquello que te sea posible”.
Continuó: “¿Y qué es la ignorancia?”.
Respondió: “Precipitarse sobre la oportunidad antes de llegar a su dueño”.[1]
[1] . http://arresala.org.br/es/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
2 + 2 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 6