Dios está muy cerca del ser humano

Vie, 04/20/2018 - 08:38

Las enseñanzas islámicas insisten en que Dios está muy cerca del ser humano. Está más cerca de él que ninguna otra cosa. El hombre debe sentir esa cercanía a Dios y aceptarla de Él, para poder encontrar su fuerza y ​​su autoestima:
Ciertamente, Hemos creado al ser humano y sabemos lo que le susurra su alma. Y Nosotros estamos más cerca de él que su vena yugular. (Sagrado Corán, 50:16)
Y cuando Mis siervos te pregunten por Mí, diles que, en verdad, Yo estoy cerca y respondo la súplica del suplicante cuando Me suplica. Por tanto, que Me respondan y crean en Mí, para que, quizás así, sean bien dirigidos. (Sagrado Corán, 2:186)
¡Oh los que creéis! Responded a Dios y al Mensajero cuando os invitan a lo que os da la vida y sabed que Dios se sitúa entre el hombre y su corazón y que seréis congregados hacia Él.
(Sagrado Corán, 8:24)
Y leemos en un noble hadíz profético:
«El corazón del creyente es el trono de Dios Misericordioso.”
Y el énfasis en la cercanía que Dios tiene del hombre levanta su espíritu sobremanera y le protege del miedo, la ansiedad y la tristeza. Le protege también de numerosos vicios morales que solo provocan debilidad, miedo, avaricia, mentira, hipocresía y codicia.
Además, la cercanía a Dios facilita el proceso de obtener de Él aquello que necesitamos o deseamos y de aproximar nuestro comportamiento al Suyo.
En los versículos coránicos leemos que se equipara al ser humano con el resto de la creación y se hace de él una prueba del Creador de los mundos, de Su grandeza y de Su sabiduría. De manera que se le considera equivalente a los horizontes. En un noble hadíz se le describe como “el gran mundo”.
Pronto les haremos ver Nuestras señales en los horizontes y dentro de sí mismos hasta que quede claro para ellos que Él es la Verdad. (Sagrado Corán, 41:53)
Pretendes ser un pequeño cuerpo pero en ti está encerrado el gran mundo.
Y tú eres el libro claro cuyas letras manifiestan lo que estaba oculto Y el depósito que toda la creación se negó a asumir fue aceptado por el humano. Ciertamente, ofrecimos este depósito a los cielos y a la Tierra y a las montañas pero se rehusaron a asumirlo y se asustaron de la responsabilidad, pero el ser humano lo asumió. En verdad, él era un gran transgresor y un ignorante. Dios castiga a los hipócritas y a las hipócritas y a los idólatras y a las idólatras. Y Dios perdona a los creyentes y a las creyentes. Dios es muy perdonador y misericordioso. (Sagrado Corán, 33:72-73)
Cualquiera que sea la explicación de lo que ese depósito es, la religión, o el conocimiento, o el gobierno, o la dignidad de la responsabilidad, lo cierto es que el ser humano es el único que detenta su custodia y eso le ennoblece y muestra la alta estación que él ocupa en la creación. (Las religiones al servicio del ser humano, P133 Diez artículos de Seyed Musa Sadr)

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
9 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 12