La esencia de sagrado verdad

Lun, 06/04/2018 - 07:48
gnosis

En el nombre de Allah,
el Clementísimo, el Misericordiosísimo.
Alabado sea Al.lah, Señor del Universo y la paz sea sobre el Enviado a toda la creación y sobre su familia, sus herederos y representantes, los elegidos por Al.lah y que Él maldiga a sus enemigos, desde el primero al último de ellos, hasta el Día del Juicio.
No hay duda de que la existencia es una realidad elevada y avanzada y que es el principio sustentador y el origen de todas las realidades que derivan de ella. Origen tanto de los Nombres y Atributos Divinos como del conjunto de las realidades que de ellos derivan: los nombres y atributos parciales o, dicho de otra manera, las quiddidades de los seres concretos del mundo de la multiplicidad exterior y determinada. Por ello, se dice que la realidad de las cosas relativas remite a la causa relacionante y que las criaturas manifiestas no poseen existencia en ellas mismas para ellas mismas (fi nafsihi li nafsihi), es decir, que su condición existente y su naturaleza remite a su condición de seres relativos, creados, y a su aniquilación (faná) en la Esencia del Ser Necesario.
Dios Altísimo se refiere directamente a esta cuestión cuando, en el noble versículo coránico, dice:
َنيِنِمؤُملِل ًةَيََأ ل َکِلاَذ يف َّنِإ ِّقَحلاِب ِضرَلأ ا َو ِتاوامَّسلا ُالله َقَلَخ
40
Dios ha creado los cielos y la Tierra con la Verdad.12
Ciertamente, en ello hay una señal para los creyentes. (29:44)
Es decir, no ha creado los cielos y la Tierra de manera accidental o caprichosa, sin una intención y finalidad precisas, ni por un desborde de la fantasía o por pura subjetividad, como sucede en la mayoría de las cosas creadas por los seres humanos. Y en verdad que en ello, para los creyentes, existen señales claras de la realidad de la Unicidad divina (tawĥid) en todos los grados de la Esencia, los Nombres y los Actos divinos.13
La manifestación de la realidad de la existencia en los Nombres Divinos y, desde ellos, en los nombres particulares que son los seres manifiestos, es la causa que une a estos seres con esos mismos Atributos que poseen los Nombres Divinos.
La lógica de la Ley de la Causalidad establece la manifestación de la causa en la quiddidad del efecto y, por tanto, la semejanza de las características del efecto a las que posee la causa que lo genera, aunque en un grado inferior y en una manifestación más débil. Y, puesto que Dios Altísimo ha calificado Su propia Esencia con el Atributo de la Realidad, la Verdad (ĥaqqiyyat), tal como Él mismo expresa de diferentes maneras en los nobles versículos del Sagrado Corán:
ُلِطاَبلا َوُه ِهِنوُد نِم َنوُعدي اَم َّنَأ َو ُّقَحلا َوُه ُالله َّنَأِب َکِلاَذ
Eso es así porque Dios es la Realidad, la Verdad, y lo que ellos invocan aparte de Él es falso. (22:62)
los seres existentes, que son efectos de Su Esencia, también poseen ese atributo de reales y verdaderos.
12 Cf. Sagrado Corán, 44:38 y 39.
13 Es decir, que la Existencia Generadora y lo existente son un todo único.
41
Y esa realidad y verdad que ellos poseen no es otra cosa que Realidad y Verdad de Él mismo en tanto que una sola realidad compartida, no una realidad independiente, paralela (dar ‘arď) y en el mismo plano (ťarāz) que la realidad de la Sacrosanta Verdad.
Por tanto, la realidad y el valor que todo efecto posee, tanto en su esencia como en el camino hacia su perfección y plenitud, remite a la relación que tiene establecida con la Esencia del Creador Altísimo y con Su Voluntad y Deseo. Y, en la misma medida en que, gracias a la Voluntad y el Deseo de la Verdad Altísima, nos apropiamos en la práctica de las características del camino espiritual, es decir, progresamos en nuestro perfeccionamiento espiritual y en la realización de nuestras facultades potenciales, ese camino espiritual nos acerca y aproxima a Él.
Dios Altísimo ha mencionado en el Sagrado Corán que la misión de todos los profetas divinos ha sido mostrar a las gentes el camino espiritual y la verdad de la Unicidad divina y sacarlas de las tinieblas de la ignorancia y guiarlas al mundo de la luz y la claridad.
Por ejemplo, cuando Él dice:
مُهرِّکَذ َو ِرُّنلا یَلِإ ِتاَمُلُّظلا نِم َکَموَق جِرخَأ نَأ آَنِتاَياَئِب یَسوُم اَنلَسرَأ دَقَل َوٍروُکَش ٍراَّبَص ِّلُکِل ٍتاَيََأ ل َکِلاَذ يف َّنِإ ِالله ِماَّيَأِب
Y, ciertamente, enviamos a Moisés con Nuestros milagros: «¡Saca a tu pueblo de las tinieblas a la Luz y recuérdales los Días de Dios!»14 En verdad, en ello hay señales para todo el que sea muy paciente, muy agradecido. (14:5)
14 Y se ha recogido que el Mensajero de Dios comentando el significado del versículo «Recuérdales los Días de Dios» dijo: «Es decir: las mercedes divinas.» Cf. Al-Mizán, t. XII, p. 24.
42
Y cuando en otro noble versículo dice:
ِطسِقلاِب ُساَّنلا َموُقَيِل َناَزيِملا َو َباَتِکلا مُهَعَم اَنلَزنََاَو ِتاَنِّيَبلاِب اَنَلُسُر اَنلَسرَأ دَقَل
Ciertamente, enviamos a Nuestros Mensajeros con las pruebas claras e hicimos descender con ellos la Escritura y la Balanza para que los humanos establezcan la justicia. (57:25)
«Para que establezcan la justicia» quiere decir «para que establezcan la Verdad en todos los niveles y planos de la vida, tanto en los aspectos relativos a la adoración, como en los aspectos sociales, políticos, familiares o personales».
Y es en este camino en el que se manifiestan y realizan toda la capacidad y las facultades potenciales de la persona y en el que se alcanzan, uno tras otro, los diferentes grados de la perfección.
Y, si la persona no observa estos puntos ante cada asunto y no toma el partido de la Verdad Altísima, respondiendo positivamente a los requerimientos de este mundo, se impedirá a sí misma, en esa misma medida, el acceso a los diferentes niveles de la perfección y a la Verdad Altísima.
Las creencias religiosas son aceptadas en tanto que se considera que han sido hechas descender por Dios Altísimo.
Las ideologías elaboradas por los seres humanos valen lo que valga la persona que las ha creado y, puesto que adolecen de las limitaciones, fantasías y deseos propios de los humanos, siempre estarán sometidas a variaciones y necesitadas de correcciones y reordenamientos. Por ello, Dios Altísimo dice.
اًريِثَک اًفَا لِتخِا ِهيِف اوُدَجَوَل ِالله ِريَغ ِدنِع نِم َناَک وَل َو
¿Acaso no meditan el Corán? Si procediera de otro distinto que Dios,
43
sin duda, habrían encontrado en él abundantes contradicciones.15(4:82)
La verdad de una normativa religiosa está en función directa con la relación que mantiene con el mundo oculto a los sentidos (ālam-e gayb), y punto. Y si esta relación se cortase un día, también se cortará su verdad y necesidad y pasará a ser una tradición de los antepasados, como les sucede a las leyes de los sistemas gobernantes de los países, que con el cambio de las estructuras sociales, quedan obsoletas y pasan a ser un dato de los museos de la historia.
Por ello, la cuestión de la abrogación de las leyes de las religiones anteriores (nasj) es uno de los asuntos vitales de las religiones divinas.
Las religiones divinas anteriores establecen una relación con el mundo oculto a los sentidos, son una prueba para Dios el Día del Juicio, y son de obligatorio cumplimiento en su tiempo propio, pero al descender una nueva legislación divina pierden su validez y permanecer en ellas provoca el disgusto divino y Dios no se muestra conforme con ello.
En un noble versículo, leemos:
َنيِرِساَخلا نِم ِةَرِخَلأ ا يف َوُه َو ُهنِم َلَبقُي نَلَف اًنيِد ِمَا لسِلإا َريَغ ِغَتبَي نَم َو
Y a quien desee otra creencia diferente al Islam no se le aceptará y en la Otra Vida será de los perdedores. (85)
15 En este versículo, el mismo Corán responde a todos aquellos que dudan del origen divino de la revelación profética, con un argumento simple y contundente, ya que un mensaje transmitido a lo largo de veintitrés años, con referencias a numerosos temas de carácter científico, histórico, legal, social, religioso, metafísico, etc, y que pretende tener vigencia hasta el final de los tiempos, de no tener un origen divino, habría incurrido en numerosos errores, contradicciones y limitaciones que, con el paso del tiempo, se habrían ido haciendo más y más evidentes.
44
a pesar de que Dios mismo en muchos versículos coránicos ha dejado establecido que todas las religiones y los profetas anteriores procedían de Él y de que ha firmado y sellado la corrección y veracidad de las mismas. En otro noble versículo, Dios dice, refiriéndose al Mensajero:
ِالله یَدُه َّنِإ لُق ، مُعَتَّلِم َعِبَّتَت یَّتَح یَراَصَنلا َلا َو ُدوُهَيلا َکنَع یَضرَت نَل َو نِم ِالله نِم َکَل اَم ِملِعلا نِم َکَءآَج یِّذلا َدعَب مُهَءآَوهَأ َتعَبَّتا ِنِئَل َو یَدُهلا َوُهٍريِصَن َلا َو ٍيِلَو
Ni los judíos ni los cristianos estarán satisfechos de ti hasta que no sigas sus creencias. Di: «¡Ciertamente, la guía de Dios es la Guía!»16 Y si siguieras sus deseos después del conocimiento que te ha llegado, no tendrías protector ni auxiliador de parte de Dios. (2:120)
En este noble versículo, Dios Altísimo prohíbe claramente a sus siervos permanecer en las religiones divinas anteriores y seguir en las creencias de los antepasados y previene en un fuerte tono sobre la importancia de este asunto, advirtiendo a quienes no lo respeten que quedarán fuera del círculo de la amistad y del auxilio del Creador.
La cuestión de la unidad de las religiones anteriores en tanto que su relación con el mundo oculto a los sentidos es algo aceptado y establecido, tal y como se ve en el versículo mencionado. Lo que se les niega y rechaza terminantemente, una vez revelada la legislación islámica, es la actualidad, su condición de prueba ante Dios, su capacidad de acercar al ser humano a Dios y de hacerle llegar a los sucesivos grados de perfección humana.
¿Cómo podemos creer que una religión pueda ser motivo de la satisfacción divina cuando Él mismo ha abrogado su validez y ha prohibido a Su Mensajero seguirla?
16 Por “Guía” se refiere al Corán. Al-Mīzān, t. I, p. 400.
45
Una cosa es el respeto a las religiones anteriores y a la santidad de los profetas y Mensajeros anteriores y otra el seguimiento de las disposiciones religiosas propias del Islam y el rechazo de las legislaciones religiosas anteriores. Eso es lo que realmente significan sometimiento e Islam.
Así, vemos que Dios acepta a quienes por ignorancia de la verdad de las disposiciones islámicas y con sinceridad y pureza interior, sin animosidad y mala intención, siguen las religiones divinas anteriores y cumplen con las disposiciones religiosas de esas religiones, les considera oprimidos, valora su esfuerzo y les recompensa y contabiliza entre los que logran el éxito.
En verdad, los creyentes17 y los judíos, los cristianos y los sabeos,18quienes crean en Dios y en el Último Día y actúen rectamente, tendrán su recompensa junto a su Señor. No tendrán que temer y no estarán tristes19. (2:62)
Puesto que el orden del mundo oculto a los sentidos se basa en la Verdad, quien no ha podido llegar a comprender esa Verdad debido a las contingencias de este mundo y a los condicionamientos propios de la educación recibida, no tiene culpa y Dios así lo considera y le reserva la misma recompensa que a quienes siguen la ley islámica y la verdad de sus enseñanzas.
En conformidad con lo que hemos visto, el ser humano tanto por la naturaleza en la que ha sido creado como por las disposiciones de legislación islámica, se mueve hacia su perfección absoluta y, dado que la Esencia Sacrosanta de
17 En el mensaje del Islam. Nemune. t. I, p. 282
18 Seguidores de Juan o de Noé o de Abraham. Nemune. t. I, p. 282
19 No tendrán que temer por el futuro ni estarán tristes por el pasado. Nemune, t. I, p. 284
46
la Verdad Altísima es la plenitud de todas las perfecciones y el Principio de todos los valores y manifestaciones de la Realidad, la finalidad de todos los niveles de la perfección y de todas las acciones humanas es el conocimiento de la Esencia del Creador, por tanto, toda escuela de pensamiento que guíe a la persona a este punto final y a esta meta elevada se considerará completa y perfecta, mientras que si lo hace en un grado inferior a los Atributos, Nombres y Actos de la Esencia Divina, será incompleta en su misma naturaleza.
El amado profeta del Islam, Muhammad ibn Abdel.lah, las bendiciones y la paz de Dios sean con él y con su familia purificada, completa el envió de los profetas anteriores, tal como él mismo dijo:
ِقَلا خَلأ ا َمِراَکَم َمِّمَتُِال ِال ُتثِعُب
Fui enviado a vosotros para completar la ética más noble.20
No sólo confirma en la práctica las religiones divinas anteriores, sino que se presenta a sí mismo ante las gentes en esa misma senda de la unidad con Dios de aquellas, tal y como dice en el noble versículo:
َناَک َام َو ًافيِنَح َميِهاَربِإ َةَّلِم ًامَيِق ًانيِد ٍميِقَتسُم ٍطاَرِص یَلِإ یِّبَر یِناَدَه یِنَّنِإ لُقَنيِکِرشُملا َنِم
Di: «En verdad, mi Señor me ha guiado a un camino recto, a una creencia auténtica, la creencia de Abraham, el buscador de la Verdad. No fue de los que adoran otros dioses junto a Dios.» (6:161)
y hace llegar la naturaleza perfeccionable de las religiones divinas anteriores, de palabra y de obra, al último grado de la elevada cima del conocimiento de la Esencia Sagrada de la Verdad, manifestando unos principios mucho más
20 Biĥār al-Anwār, t. 67, p. 372, capítulo 59, Al-jauf wa ar-raŷā’ wa ĥusnu aď-ďan bil lahi ta‘ālā.
47
elevados en relación con el camino de la Unidad con Dios y perfeccionando el método para la educación de las almas en esos principios.
En las religiones anteriores, el nivel más alto de perfección que la persona podía alcanzar era llegar a realizar la realidad de la expresión La iláha il.lal lah (No hay más dios que Dios).
En este nivel es también posible alcanzar la aniquilación en los Nombres y Atributos divinos, ya que el significado profundo de esta pura afirmación niega cualquier otra causa agente al mundo de las causas y los efectos aparte de la Causa Única y, por tanto, niega todo tipo de adoración a nada que no sea la Sagrada Unidad.
Pero en la escuela islámica, la afirmación ha ido más allá de la proclama La iláha il.lal lah y con la bendita afirmación Al.lahu Akbar (Dios es más grande) se llega al último y más alto grado de la proclama espiritual y se posibilita la aniquilación de la esencia del buscador espiritual en la Esencia de la Sagrada Verdad.
La percepción del viajero espiritual realizado en las religiones anteriores, no implicaba la aniquilación en la Esencia Divina, pues, al afirmar que «No hay más dios que Dios» estábamos calificando a Dios Altísimo con determinados atributos. Estábamos afirmando que sólo Él es digno de ser adorado, que sólo Él es la causa de los seres contingentes y que todos ellos regresan a la Esencia de la Sagrada Verdad. Siendo todas estas afirmaciones consecuencia necesaria de la unidad de los Atributos y los Actos divinos.
Pero al alcanzar el nivel de la proclamación Al.lahu Akbar, desaparece ese grado de concreción y definición que nos permite diferenciar y percibir el significado de los Atributos.

Fuente: (El núcleo de los núcleos,Tratado del viaje y la conducta espiritual de la gente de discernimiento,)

Tags: 
tolidi: 
تنظیم وتدوین

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
3 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 12