El Profeta (s.a.w.) nunca…

Dom, 07/01/2018 - 06:05
Las Virtudes Morales del Profeta del Islam y de la Gente de su Casa

Narró ‘Âishah que el Profeta (s.a.w.) nunca comía hasta saciarse ni divulgaba sus penas ante nadie; el estado de privación era más querido por él que el estado de riqueza. Aún cuando permanecía con hambre y solía retorcerse toda la noche por el hambre, eso no le impedía ayunar durante el día. Si le hubiera pedido a su Señor, le habría concedido los tesoros y frutos de la Tierra y sus profusos medios de vida. Yo me compadecía de lo que veía en él y frotaba su estómago con mi mano al ver el hambre que tenía, y le decía: “¡Que yo sea sacrificada por ti!, ¿por qué no tomas de lo mundano lo que te sea suficiente como sustento?”. Y respondía:
“¡Oh ‘Âishah! ¿Qué tengo que ver yo con lo mundano? Mis hermanos, “los dotados de decisión” (ûlul ‘azm) de entre los Mensajeros, fueron pacientes ante cosas peores que esto y soportaron su situación. Así se presentaron ante su Señor y Él honró su morada postrera y les otorgó una generosa recompensa, y por ello, si es que tuviera unos medios de vida confortables me avergonzaría de que el día de mañana se me considerara negligente. No hay nada más querido para mí que asemejarme a mis hermanos y amigos”.
(Las Virtudes Morales del Profeta del Islam y de la Gente de su Casa, P17)

tolidi: 
تنظیم وتدوین

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
3 + 9 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 14