¿Cuál es el destino de los creyntes en más allá? El Corán responde

Mié, 08/29/2018 - 18:59
Paraíso O infieno

“Albricia (¡oh, Profeta!) a los creyentes que obran el bien, que obtendrán jardines bajo los cuales corren ríos. Cada vez que reciban algunos de sus frutos, declararán ¡Esto es igual que lo que nos fue concedido antes (de los bienes del mundo, aunque éstos son mucho mejores)! Y disfrutarán de frutos semejantes (en belleza y gusto). Tendrán esposas inmaculadas (libres de defectos corporales y espirituales) y allí morarán perpetuamente.“ El Corán[2:25]
 En esta aleya se muestra el destino de los creyentes, y utilizando el método del Corán, al comparar a estos dos grupos la verdad se vuelva más evidente.
En principio dice: “Anuncia la buena nueva a quienes creen y obran bien, que tendrán jardines por cuyos bajos fluyen arroyos“.
Sabemos que los jardines que no cuentan constantemente con agua, y tienen que traer agua de otros lados para regarlos, no pueden tener una frescura completa, permanente. Tal frescura pertenece al jardín que tiene agua constantemente a su disposición, agua que le pertenece a él mismo e interminable, no es amenazado por la sequía ni la escasez de ésta. Así son los jardines del Paraíso.
Entonces, después de mencionar los diferentes frutos de estos jardines agrega: “Siempre que se les dé como sustento algún fruto de ellos, dirán: “Esto es igual que lo que se nos ha dado antes“.
Los exegetas han presentado diferentes interpretaciones para esta frase: Unos dijeron: Se refiere a que estos favores son como consecuencia de los actos que ejecutamos antes en el mundo y estos ya estaban preparados desde entonces.
Otros aseguraron que cuando les traen los frutos del Paraíso, ellos manifiestan: “Esto es igual que lo que se nos ha dado antes“. Sin embargo, cuando los ingieren por segunda vez se percatan que tienen un nuevo sabor y un nuevo deleite. Por ejemplo, las manzanas y uvas que comemos en este mundo, cada vez que las consumimos mantienen el mismo sabor anterior. No obstante la fruta del Paraíso a pesar de que conserva su misma forma externa, cada vez tiene un sabor diferente. Esta es una de las concesiones del otro mundo que no existe en él ninguna repetición.
Un tercer grupo afirma que se refiere a que cuando ellos observan las frutas del Paraíso, las encuentran parecidas a las frutas del mundo, para no guardar malos recuerdos de éstas. Sin embargo, cuando las consumen sienten un sabor totalmente nuevo y apetitoso.
Los principales puntos que se extraen de esta aleya son:
1. La albricia y amonestación son los métodos aplicados por el Corán para encaminar a la gente.
2. La gente de la fe que haya obrado el bien verá el resultado de sus acciones en el Paraíso.
3. Deben reunirse la fe y las buenas obras para obtener la Recompensa del Paraíso.
4. El Paraíso, sus Mercedes y la Resurrección en general son realidades físicas. Así, el Paraíso tiene ríos corrientes, frutas semejantes a las terrestres, etc.
Exégesis del Sagrado Corán، Tomo I، Compilación y traducciones: Sheij Muhammad Moallemi Zadeh، Martha Golzar، Rahmatul.lah Golzar، Colaboración: Dr Néstor D. Pagano، pág. 101.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
1 + 17 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 16