La libertad, en el sentido occidental

Mar, 06/23/2020 - 19:26
libertad

En el mundo de hoy, la humanidad está engañada por ilusiones como sedientos que buscan agua pero al final encuentran solamente espejismos. Una de las cosas que el hombre persigue vigorosamente, pero encuentra que es un mero espejismo, es lo que se promueve en occidente bajo el título de la "libertad". 
El individuo occidental se siente atraído hacia la noción occidental de la libertad, pero cuando la encuentra, se da cuenta de que esta no fue la verdadera libertad. [38] Ya que en la noción occidental de la libertad, la verdad y la falsedad no son criterios para evaluar o limitar la libertad. 
Antes de continuar con esta discusión, echemos un vistazo al artículo 29 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:
“1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.
2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.
3. Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.”
El segundo párrafo de este artículo implica que el único factor que puede limitar la libertad y los derechos de una persona es la violación de la libertad de otros miembros de la comunidad. Esto se debe a que, basado en el principio de “auto posesión”, la vida de una persona pertenece solo a sí misma, no a Dios, ni a la comunidad o el gobierno, y, por lo tanto, tiene derecho a hacer con si misma cualquier cosa que desee. 
Obviamente, este artículo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos allana el camino para el mal uso de la noción de libertad y el abandonar la sabiduría detrás de la libertad de la humanidad. 
Esto dio lugar a que el Occidente promoviera una versión de la libertad humana que meramente autorizaba a las personas a dedicarse libremente a la búsqueda del placer con la condición de que no infringieran la libertad de otras personas. 
Los intelectuales occidentales creen que cualquier cosa que la gente quiere debe sucederse en la sociedad y las mismas personas pueden decidir si lo que quieren o hacen es bueno o malo. Claramente, entonces, en tales sociedades no hay lugar para la enseñanza moral y las leyes para prevenir la perversión. Como consecuencia, cuando la gente quiere algo, se vuelve permisible en la sociedad, aunque esté en contra de su bienestar o prosperidad eterna. 
El artículo 29 de la Declaración Universal de Derechos Humanos implica que uno está autorizado para hacer lo que quiera, siempre y cuando no sea una violación de la libertad de otras personas. No hace falta decir que, según tales estándares, las relaciones sexuales sin restricciones, la prostitución, el tráfico de cualquier tipo de mercancía serán cosas normales y permitidas. Esta noción de la libertad ha afectado al mundo en la medida en que algunos países han invertido en el turismo sexual y la prostitución como su principal fuente de ingresos. 
La libertad, en su sentido occidental, ahora es tan ampliamente promovida y defendida que un escritor está autorizado para escribir lo que quiera, incluso si se considera blasfemo u obsceno. Según estos estándares, las prensas y los escritores pueden insultar las cosas que millones de personas consideran sagradas y, si la objeción contra tales blasfemias, se considerará una violación de la libertad de pensamiento, y expresión. [48]Estas son todas las consecuencias de la noción específica de los derechos humanos presentada por la Declaración Universal de Derechos Humanos, que otorga al hombre la libertad total y sin límites. 
Lamentablemente aquellos que fueron responsables de redactar esta declaración aparentemente dieron prioridad a la vida social cuando se trata de "derechos", pero describieron las “responsabilidades humanas” a nivel personal. Esto es mientras que uno de los requisitos para una sociedad próspera es que todos sus miembros cumplan con sus responsabilidades sociales, además de sus deberes personales. Para que las personas sean verdaderamente responsables socialmente, deben ser libres para desarrollarse moral y espiritualmente mientras son protegidas contra todo tipo de corrupción moral. Es a través de este tipo de libertad que los verdaderos potenciales humanos se actualizan. 
Sin lugar a dudas, el enfoque occidental acerca de la libertad ha pisoteado los factores que fortalecen la voluntad humana, y durante mucho tiempo, han promovido el tipo de libertad cuyo único resultado es el colapso moral de la sociedad. Hay que tenerse en cuenta que, aunque a la humanidad se le otorga libertad, tiene responsabilidades sociales que deben ser cumplidas; por lo tanto, en el Islam, la libertad se define dentro del marco de las responsabilidades y está limitada por ellas.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
4 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 6