EE.UU y sus crimenes

Sáb, 07/04/2020 - 19:27
crimenes de EEUU

A diferencia de lo que muchas escuelas de pensamiento materialistas nos han llevado a creer, la vida humana se basa, no en la ley de la supervivencia del más apto, sino en la ley de la cooperación para la supervivencia de todos. 
Por lo tanto, no hay ninguna razón para que los seres humanos entren en guerras entre sí, ya que cooperando entre ellos mismos pueden lograr una vida mejor. Es de hacer notar que la guerra en los tiempos contempéranos puede ser extremadamente peligrosa en comparación con las guerras que tuvieron lugar en el pasado.
Esto se debe a que las guerras de la era moderna, con terribles armas de destrucción masiva, amenazan la existencia misma de la humanidad en la tierra. Estas armas pueden aniquilar a un gran número de personas en cuestión de segundos y causar daños irreversibles a las comunidades humanas y al medio ambiente.
Las teorías como el militarismo que siempre han sido populares entre los occidentales deben ser combatidas y erradicadas, al igual que una enfermedad peligrosa. Esto se debe a que esta idea se ha convertido en un pretexto para que las superpotencias recurran a la violencia para lograr sus objetivos egoístas.
No importa cuán lucrativas hayan sido las teorías militaristas para corporaciones y productores de armas, no han significado nada para la gente común, más que una guerra terrible, la pérdida de vidas y recursos, la destrucción de ciudades y hogares y el aumento de violencia entre diferentes naciones. Esto, sin embargo, es algo que la naturaleza humana innata nunca considera aceptable. 
La evidencia de esto se puede encontrar en un poderoso sentimiento de culpa que incluso los criminales más atroces sienten después de cometer crímenes contra la humanidad. Este es un mecanismo de auto-reproche inherente a la naturaleza del hombre que cuando comete cualquier tipo de crimen se reprocha a sí mismo. 
Muchos criminales de guerra a lo largo de la historia han tratado de justificar sus terribles crímenes de alguna manera. Por ejemplo, los pilotos que llevaron a cabo los ataques atómicos en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, junto con el entonces presidente estadounidense Harry S. Truman, han tratado de justificar sus crímenes innombrables diciendo que estos ataques fueron necesarios para evitar un mayor derramamiento de sangre. Sin embargo, tales declaraciones son pruebas claras de que estas personas están profundamente preocupadas e incómodas por lo que han hecho; además, esto también indica que uno no puede apagar o engañar su conciencia. 
Como se discutió anteriormente, estas personas necesitaban continuar con sus vidas mientas que su conciencia preocupada no les permitía llevar una vida normal, aunque la ocultaran dentro de sí mismas ¿Cómo podrían esos criminales atroces vivir sus vidas normales sin tratar de aliviar su conciencia culpable haciendo tales declaraciones y justificaciones? 
Las odiosas justificaciones del ex presidente de los EE. UU con respecto al asesinato en masa de cientos de miles de personas mediante el uso de armas nucleares también indican que es imposible reprimir la conciencia para poder cometer atrocidades. Esto es algo que los occidentales siempre han hecho para lograr sus intereses egoístas y sus ambiciones a toda costa.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
2 + 12 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 27