El debate científico entre Imam Baqir (P) y el gran Arzobispo

Sáb, 08/01/2020 - 18:23

El Imam Baqir (P) tuvo numerosos debates y reuniones científicas con las grandes personalidades de su época con el fin de predicar y difundir las verdaderas enseñanzas del Islam.
Refiriéndose a uno de los debates del Imam (P) con el Arzobispo de Siria, el Ayatolá Makarem Shirazi dijo:
Según los registros históricos, el Imam Baqir (P) fue obligado por el Gobierno Omeya a viajar a Sham (Siria). Durante este viaje el Imam (P) tuvo un debate científico con el Arzobispo de Damasco, antes de que abandonase esta ciudad. Esta reunión fue una buena oportunidad para despertar a la gente e introducir la grandeza y la posición científica de los Imames de Ahlul-Bait (P).
Hisham, el Califa Omeya, después de convocar al Imam Baqir (P) a Damasco, no logró encontrar ningún pretexto contra el Imam (P) para mantenerlo bajo vigilancia; por lo tanto, no tuvo otra opción más que dejar al Imam (P) a que regresase a Medina. Cuando el Imam Baqir (P) estaba a punto de abandonar el Palacio de Hisham, se encontró con un grupo de personas quienes se habían sentado frente a la puerta del Palacio. El Imam (P) preguntó: “¿Por qué ellos están reunidos aquí?”.
Le respondieron: “Hoy es la Asamblea Anual de los Cristianos y ellos son los Monjes y Curas Cristianos que se han reunido aquí esperando por su gran Arzobispo para hacerle sus preguntas científicas.”
Entonces, el Imam Baqir (P) se introdujo en medio de la multitud en forma desconocida con el fin de participar en su Asamblea. Los agentes de Hisham le dieron inmediatamente la noticia de la participación del Imam (P) en la Asamblea de los Cristianos y él envío a algunos espías para vigilar la situación.
Muy pronto, el gran Arzobispo de los cristianos quien era un hombre muy anciano llegó y se sentó en su asiento con mucho respeto. Cuando miró alrededor de la multitud, la cara del Imam (P) llamó su atención. Entonces, se dirigió al Imam Baqir (P) y le preguntó: “¿Es usted cristiano o musulmán?” El Imam (P) respondió: “Soy de los musulmanes.”
El Arzobispo preguntó: “¿Es de los sabios o de los ignorantes?” El Imam (P) respondió: “No soy de los ignorantes.”
El Líder de los cristianos dijo: “¿Puedo iniciar con mis preguntas o usted desea iniciar con sus preguntas? El Imam (P) respondió: “Si desea, usted inicie con sus preguntas.”
El Arzobispo preguntó: “¿Por qué ustedes los musulmanes creen que los habitantes del Paraíso comen y beben sin defecar? ¿Acaso hay un ejemplo en este mundo que explique este hecho?”
El Imam (P) respondió: “Sí, su ejemplo más claro en este mundo es el feto que se alimenta en el útero de su madre sin defecar.”
El Arzobispo de los cristianos hizo otra pregunta al Imam (P) diciendo: “¿Por qué ustedes creen que los frutos y las bendiciones del paraíso no se acaban aunque los habitantes del paraíso los consuman? ¿Acaso hay un fenómeno en este mundo que pueda explicar claramente este hecho?”
El Imam (P) respondió: “Sí, su ejemplo más claro en este mundo es el fuego. Si usted enciende cientos de lámparas con un fuego, las flamas del primer fuego no se disminuyen por ello.”
El Arzobispo cristiano siguió haciendo más preguntas y el Imam (P) las respondió una tras otra de la mejor manera hasta convencerlos a todos. Entonces, cuando el Arzobispo se vio débil de vencer al Imam (P), se enojó y dijo: “¡Oh gente! ¿Acaso han traído a esta persona tan sabia a esta Asamblea para escandalizarme? ¿Acaso van a demostrar que los Líderes Musulmanes son más sabios que los Líderes Cristianos? Juro por Dios que desde ahora nunca hablaré con ustedes y el próximo año, no me verán en su Asamblea.” Entonces, el Arzobispo se levantó y abandonó la reunión.
La noticia de este evento se difundió rápidamente en Damasco y abrió una corriente de alegría en la ciudad. Sin embargo; Hisham no estaba tan contento por el triunfo del Imam (P) sobre sus oponentes; sino que más bien se preocupó por la influencia espiritual del Imam (P) sobre la gente. Él le envió un regalo al Imam (P) y junto a este regalo le escribió un mensaje, donde le había ordenado al Imam (P) que abandonase la ciudad lo antes posible. También, con el fin de cuestionar la posición científica del Imam Baqir (P) trató de difamarlo acusándolo de que había sido atraído por el Cristianismo. De hecho, tan pronto como el Imam (P) salió de Damasco, Hisham envió unas cartas a sus Gobernadores en diferentes ciudades como la ciudad de Madyan, y les escribió: “Muhammad Ibn Alí (el Imam Baqir) y su hijo estaban aquí en Damasco. Cuando ellos quisieron salir de la ciudad se presentaron ante los Sacerdotes Cristianos para acercarse a ellos. Al parecer, ellos están atraídos por el Cristianismo. Sin embargo; yo no los castigué debido a la relación que tienen conmigo, pero cuando ellos lleguen a vuestra ciudad, anunciad a toda la gente que Hisham los repudia.”
Sin embargo; a pesar de todos estos esfuerzos de Hisham por difamar al Imam (P) y esconder la verdad, la gente no se dejó engañar por la propaganda del Gobierno; ya que todos habían visto las pruebas y señales del Imamato del Imam Baqir (P) y reconocían su alta posición como el quin to Imam de los musulmanes. De esta manera, un viaje que le fue impuesto al Imam (P) se convirtió en una oportunidad efectiva para difundir las verdaderas enseñanzas de Ahlul-Bait (P).

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
1 + 15 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 18