El trato con los Niños (parte 10)

Mié, 06/09/2021 - 04:30
educar

Consejos educacionales Cuarenta consejos ético-religiosos en cuanto al trato con el niño

25. Tolerar las conductas que uno no espera de sus hijos, siempre dentro de los límites.
No consideren siempre los errores del niño pecados imperdonables como para verse obligados a reprenderlo. Es necesario tener paciencia, indulgencia y tolerancia. Si el niño tiene una conducta reprobable, el padre y la madre deben indicarle el camino correcto razonablemente y sin ofensas para que se aleje de este tipo de conductas. Si el padre y la madre reprochan a su hijo e insisten en ello y como resultado de continuos retos insultan a su hijo y le crean un complejo, este tipo de padres no sólo no tendrán éxito en corregir la conducta de su hijo, sino que con esta conducta dura y rígida llevan al niño a obstinarse.
Se transmite del Imam Ali (la paz sea con él), que dijo: “Exagerar en el reproche y amonestación enciende el fuego de la obstinación”.
27. Recordamos que no se debe poner a otros niños como ejemplo para los hijos, ni compararlos.
28. A través de cuentos puede hacer entender a su hijo diversos conceptos, como la verdadera amistad, la fe y demás.
El Corán considera a estos cuentos un medio para depurar la negligencia y dice:
“Ciertamente que en sus historias se halla una moraleja para la gente de intelecto”. (El Sagrado Corán, 12:111)
Estas historias deben poseer ciertas características:
Deben presentar a Dios y tener el propósito de educar y de recordar.
Se debe tener en cuenta el nivel intelectual y espiritual del oyente, de acuerdo a la edad.
Se deben evitar los extremismos, la mentira, la difamación y no huir de las verdades.
Se debe responder a las inquietudes del oyente.
Elegir la mejor historia. Así como Dios dice:
“Nosotros te contamos las mejores historias”. (El Sagrado Corán, 12: 3)
Que los cuentos terminen en el triunfo de la verdad y no al revés.
Que las historias sean cortas.
29. Las travesuras de los niños en la infancia demuestran su inteligencia futura, así pues, no hay que preocuparse, ni tampoco se los debe reprimir.
30. Incentivar a los niños a rezar a partir de los siete años y ayudar a los niños a ayunar, aunque sea medio día, a partir de los nueve.[7]
Asimismo, observamos en un legado de nuestros Imames: “Nosotros ordenamos a nuestros hijos a aprender el tasbih[8] de Fatimah Zahra (la paz sea con ella) así como también les ordenamos que recen”.[9]
Tengamos en cuenta que los niños son un medio de prueba para nosotros, entonces, tengamos cuidado de que la intensidad del amor hacia ellos no vaya a impedirnos ordenarles la adoración a Dios:
“Y sabed que vuestros bienes y vuestros hijos son una prueba para vosotros y que junto a Dios hay una recompensa inmensa.” (El Sagrado Corán, 8:28)
Por supuesto, en la adoración también, así como en otras cuestiones, se debe observar un equilibrio. Así como se transmite del Profeta (la paz sea con él y su descendencia), que dijo: “EI Islam es la religión verdadera de Dios. Camina en ella con precaución, haz algo de modo que tu corazón no aborrezca la adoración”.[10]

tolidi: 
غیرتولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
11 + 2 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 37