Al Saud: Fuente de Corrupción en el mundo islámico

Vie, 05/05/2017 - 07:51

Los documentos detallados, publicados en las redes sociales de Arabia Saudí muestran que el aumento de la corrupción y las drogas entre los altos funcionarios saudíes, ha conllevado a que  esta nación se convierta en uno de los países con más corrupción entre los países árabes de la región, lo que ha provocado el aumento de la pobreza, el desempleo y la inseguridad entre los ciudadanos saudíes.[1]

La Policía libanesa ha detenido en el aeropuerto internacional Rafiq al-Hariri de Beirut, capital de El Líbano, a un príncipe saudí cuando intentaba trasladar dos toneladas de droga a Arabia Saudí.

Abdel Mohsen bin Walid bin Abdulaziz Al Saud, príncipe saudí de 35 años, fue arrestado en el aeropuerto internacional Rafiq al-Hariri cuando intentaba abandonar el país a bordo de su jet privado cargado con dos toneladas de droga.

Los documentos detallados, publicados en las redes sociales de Arabia Saudí muestran que el aumento de la corrupción y las drogas entre los altos funcionarios saudíes, ha conllevado a que  esta nación se convierta en uno de los países con más corrupción entre los países árabes de la región, lo que ha provocado el aumento de la pobreza, el desempleo y la inseguridad entre los ciudadanos saudíes.[1]
La Policía libanesa ha detenido en el aeropuerto internacional Rafiq al-Hariri de Beirut, capital de El Líbano, a un príncipe saudí cuando intentaba trasladar dos toneladas de droga a Arabia Saudí.
Abdel Mohsen bin Walid bin Abdulaziz Al Saud, príncipe saudí de 35 años, fue arrestado en el aeropuerto internacional Rafiq al-Hariri cuando intentaba abandonar el país a bordo de su jet privado cargado con dos toneladas de droga.
La carga ilegal del príncipe saudí contenía al menos 40 paquetes de droga, ha indicado el rotativo, para luego detallar que junto al sospechoso han sido detenidos cuatro presuntos cómplices de nacionalidad libanesa.
La fuente también ha declarado que el príncipe saudí tenía en su poder píldoras de Captagon, las cuales tienen efectos típicos de un estimulante y que producen "una especie de euforia".
Las tabletas de Captagon son las drogas más utilizadas por los elementos del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), puesto que les da energía, aumenta la fuerza, provoca euforia e insensibilidad al dolor, reprime el miedo, quita el sueño, y suprime el apetito.
Tras este incidente, el líder del partido Tawhid al-Arabi (Unidad árabe), Weam Wahab, ha denunciado que "el apoyo de Arabia Saudí al terrorismo en El Líbano no ha sido suficiente, por lo que ahora han añadido el tráfico de drogas a sus actividades antilibanesas".
El apoyo de Riad al terrorismo en El Líbano no es nada nuevo, ya que el pasado mes de agosto, Ahmad al-Asir considerado como el "emir" del EIIL en este país confesó que Arabia Saudí le pagaba mensualmente 1,5 millones de libras libanesas para formar un frente contra el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).
Al-Asir, jefe extremista y principal partidario del grupo terrorista takfirí EIIL en El Líbano, fue detenido el pasado mes de agosto cuando intentaba huir del país.[2]
los gobernantes saudíes son hoy la mayor fuente de corrupción y sedición en el mundo musulmán y gobiernan con tiranía.[3]
____________________________________________
[1] spanish.irib.ir
[2] www.hispantv.com
[3] es.abna24.com

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
7 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 21