¿Cómo tienta el demonio?

Vie, 05/05/2017 - 07:52

Debemos saber que el Demonio no se presenta con su forma verdadera diciendo “Hola, soy el Demonio que vengo a tentarte”, así también no puede imponernos a hacer pecados. «Yo no tenía poder sobre vosotros excepto para convocaros y vosotros me respondisteis. No me censuréis a mí,censuraos a vosotros mismos.» «Ni yo puedo acudir a vuestras llamadas de socorro ni vosotros podéis acudir a las mías

Debemos saber que el Demonio no se presenta con su forma verdadera diciendo “Hola, soy el Demonio que vengo a tentarte”, así también no puede imponernos a hacer pecados. «Yo no tenía poder sobre vosotros excepto para convocaros y vosotros me respondisteis. No me censuréis a mí,
censuraos a vosotros mismos.» «Ni yo puedo acudir a vuestras llamadas de socorro ni vosotros podéis acudir a las mías.[1]
Pero, ¿Cómo tienta el demonio?
Dice el Corán: “El (el demonio) sólo os ordena el mal y lo deshonesto…”. Indudablemente el propósito de “ordena” son estas mismas tentaciones del demonio, mientas que cuando realizamos algún acto malo no sentimos fuera de nuestros cuerpos algo que se nos ordena o incita. Los esfuerzos del demonio para desviar nunca pueden ser sentidos. Entonces, ¿cómo nos tienta el demonio?
En respuesta a esto decimos que, tal como podemos deducir del término tentación, los efectos que el demonio provoca en el ser humano son ocultos e inconscientes, los cuales en algunas aleyas se les ha llamado inspiración.
Dice el Corán en aleya : “¡…los demonios inspiran a sus amigos (y a aquellos que se encuentran preparados para aceptar sus órdenes)…!”. Como sabemos “wah” (revelación) fundamentalmente es esa voz oculta y alegórica,  posiblemente con efectos inconscientes.
No obstante, el ser humano puede perfectamente distinguir entre las “inspiraciones divinas” y las “tentaciones del demonio”, ya que existen signos evidentes para diferenciarlas. Las “inspiraciones divinas” están familiarizada con la naturaleza pura del ser humano, con la estructura de su cuerpo y su alma, y cuando aparecen en el corazón de éste le otorgan un estado de felicidad y alegría.
Mientras que las “tentaciones del demonio”  no armonizan con la naturaleza ni con la estructura del cuerpo del ser humano, y cuando son realizadas, el hombre siente en su corazón oscuridad, disgusto y pesadez. En caso de que sus deseos sean estimulados en tal forma que al pecar no encuentre ese estado, lo encontrará después de haber realizado el pecado. Esta es la diferencia entre las “tentaciones del infierno” y las “inspiraciones divinas”. [2]
[1] .El Corán, 14:22
[2] . exegesis del sagrado Corán tomo2, pag, 89

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
10 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 13