Fuente de las desviaciones sociales

Vie, 05/05/2017 - 07:48

El Imam (P) considera como los factores principales de las desviaciones de la verdad en su época (y naturalmente en todas las épocas) al "amor por el mundo" y al "enamoramiento de la pompa y gloria de éste", y considera en esto las raíces de las sangrientas batallas de Yamal-

El Imam (P) considera como los factores principales de las desviaciones de la verdad en su época (y naturalmente en todas las épocas) al "amor por el mundo" y al "enamoramiento de la pompa y gloria de éste", y considera en esto las raíces de las sangrientas batallas de Yamal, Siffin y Nahrawán, y enfatiza en la honorable aleya coránica que “Asignamos esa Morada Postrera (el Paraíso) a quienes no se conducen en la tierra con altivez ni corrompen.”[1]
Estas cortas frases mencionan una realidad muy importante cuyo reflejo podemos observar en toda la historia del ser humano. En todo lugar la altivez es la raíz de las guerras y los enfrentamientos sangrientos, así como los deseos concupiscentes y el apego por corromper en la tierra son los factores principales de los desórdenes. Por esta razón hasta que no se luche culturalmente en contra de estas costumbres y caracteres diabólicos, y la fe y firme creencia no construya un dique ante éstos, seremos siempre testigos de enfrentamientos sangrientos e injusticias y desórdenes en las sociedades humanas. E inclusive veremos a personas que utilizan como medio para conseguir sus propósitos todos los valores humanos y significados morales y títulos tales como "libertad", "derechos humanos" y otros.
Lo interesante es que el Imam (P) habla de un grupo cuyas creencias se encuentran en contradicción con sus actos. Aparentemente son musulmanes y escucharon las aleyas coránicas como por ejemplo la aleya: "Asignamos esa Morada Postrera (el Paraíso) a quienes no se conducen en la tierra con altivez ni corromper. El buen final es para los timoratos". [2]Tienen fe en ésta, pero fuertes motivos del amor al mundo material y el huracán de los deseos concupiscentes y enamoramiento extraordinario de la pompa y gloria del mundo mueve y debilita los fundamentos de su fe y sus creencias, provocando dentro de ellos un gran torrente que derrumba la débil muralla de su fe arrastrándola consigo mismo. Este es el destino de todos aquellos que tienen una débil fe y un poderoso deseo concupiscente.[3]
[1] . El Corán28:83
[2] . El Corán28:83
[3] . Nahyul Balagha exégesis tomo I1, P 177

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
3 + 13 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 23