Vamos a conocer al Imam Ali(P) por sus palabras(Parte2)

Vie, 05/05/2017 - 07:48

El Imam Amîr Al-Mu’minîn (a.s.) aconsejó a su hijo, el señor de los mártires, con las siguientes palabras, las cuales rebosan de las más elevadas virtudes, y contienen todas las cualidades mediante las cuales el ser humano se eleva. El siguiente es uno de sus fragmentos:

“¡Oh hijo mío! Te recomiendo el temor a Dios tanto en la riqueza como en la pobreza; hablar con la verdad tanto en la complacencia como en el enojo; la moderación tanto en

Sus consejos a su hijo Al-Husain (a.s.)
El Imam Amîr Al-Mu’minîn (a.s.) aconsejó a su hijo, el señor de los mártires, con las siguientes palabras, las cuales rebosan de las más elevadas virtudes, y contienen todas las cualidades mediante las cuales el ser humano se eleva. El siguiente es uno de sus fragmentos:
“¡Oh hijo mío! Te recomiendo el temor a Dios tanto en la riqueza como en la pobreza; hablar con la verdad tanto en la complacencia como en el enojo; la moderación tanto en la riqueza como en la pobreza; la justicia tanto para con el amigo como para con el enemigo; realizar (buenas) obras tanto durante el estado de agilidad como en el de languidez; y estar complacido de Dios tanto en la dureza como en la prosperidad”.
Estas palabras están repletas de asuntos de suma importancia, a saber:
1. Incentivar el temor a Dios y la necesidad de obedecerle en todas las situaciones y momentos, puesto que ello conforma una de las vías hacia la felicidad y la salvación.
2. Atenerse a la verdad en todos los momentos y situaciones.
3. La moderación en la riqueza y en la pobreza y no derrochar ni dilapidar en ningún caso.
4. Atenerse a la justicia, ya sea con el amigo como con el enemigo.
5. Esforzarse por realizar (buenas) obras y no caer en la languidez.
6. Estar complacido con el designio de Dios, Glorificado Sea, en la dureza y en la prosperidad.
El Imam (a.s.) continúa con su consejo a su hijo Al-Husain (a.s.) de la siguiente manera:
“Y debes saber, ¡oh hijo mío!, que quien observa los defectos de sí mismo no se ocupa de los defectos de los demás. Quien se complace con lo que Dios dispone no se entristece por lo que se le ha pasado (sin llegar a aprovecharlo). Quien desenvaina la espada de la iniquidad acaba muerto mediante la misma. Quien cava un pozo para su hermano cae en el mismo. Quien desgarra la cubierta de otro, son puestas al descubierto las vergüenzas de su propia casa. Quien se olvida de sus errores considera inmensos los de los demás. Quien se abruma de asuntos termina agotado. Y quien se precipita en las dificultades se ahoga”.
Estas frases irradian destellos de máximas de sabiduría con las que se erige la vida del ser humano, le apartan de los peligros y los pecados de la vida, y le abren el camino para una vida de serenidad, desahogo y paz, alejado de los problemas de la vida. Entre los diferentes fragmentos de esos consejos se encuentran las siguientes palabras:
“Y quien se envanece con su propia opinión se extravía; quien se contenta con su intelecto cae en tropiezos; quien se ensoberbece ante la gente acaba humillado. Quien es impertinente es maldecido; quien asume malos procederes es objeto de sospecha; quien se entremezcla con los viles es menospreciado, y quien se reúne con los sabios es respetado”.
¡Observáis estas preciadas máximas de sabiduría que constituyen el más brillante de los programas de la vida elevada que es regida por las sublimes virtudes, y que encumbran al ser humano a los grados de las grandes personalidades y personas santas![1]
[1] . Las virtudes morales del profeta del Islam (S.A.W) y de la gente de su casa (A.S.) p,62

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
3 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 15