vida del Imam Husain Ibn Ali(p)

Vie, 05/05/2017 - 07:48

“¡Oh, hermano!, Tu inversión y tu fortuna es tu misma vida, cada día que transcurra de tu vida, en esa misma medida disminuye tu existencia (observa, ¿aprovechaste de tu inversión y de tu fortuna?, ¡ten cuidado que en el futuro no las desperdicies!)”.

“Las experiencias prolongadas incrementan el conocimiento”.

“El Libro de Dios, Glorificado sea, se basa en cuatro cosas: en las palabras, las indicaciones, las sutilezas y las realidades. Las palabras son para el común de la gente; las indicaciones son para los selectos; las sutilezas son para los amigos y las realidades son para los Profetas”.

Vida del Imam Husain Ibn-Ali (p)
El nació en Medina, el dia 5 de Sha‘bân del año 4 H (626 C). Su madre, Fátima (P), lo llevó ante el Mensajero de Dios (PBD). Este estuvo complacido con él y le puso el nombre Husain, y sacrificó un carnero por él en el rito de ‘aqiqa. En el testamento del Mensajero de Dios (PBD), él (Husain) y su hermano son los dos señores de los jóvenes del Paraíso, y, era reconocido unánimemente que ellos eran los nietos del Profeta de la Misericordia.
El Imam después de Hasan Ibn ‘Alí (P) fue su hermano, Husain Ibn ‘Alí (P) -el cual fue hijo de Fátima (P), la hija del Men­sajero de Dios (PBD)- a través de la designación (nass) de su padre y su abuelo, y la disposición testamentaria (wasiyya) de su herma­no, Hasan (P). Su sobrenombre era Aba Abdil.lah
Hasan Ibn ‘Alí (P) era como el Profeta (PBD) desde la ca­beza hasta el pecho, mientras que Husain (P) era como él desde el pecho hasta los pies. Ellos fueran los dos más queridos para el Mensajero de Dios (PBD) de entre toda su familia y niños1:
Entrada del Imam Husain (P) a Karbalá
La mayoría de las fuentes históricas han reportado que la llegada del Imam Husain (P) a Karbalá fue el día jueves, 2 del mes de Muharram del año 61 de la hégira A pesar de ello, algunos historiadores han reportado que el Imam (P) llegó a la zona de Karbalá el primer día del mes de Muharram.
Cuando Hurr Ibn Yazid bloqueó la vía del Imam Husain (P), le dijo al Imam (P): ”Acampa aquí, que el Éufrates está cerca”. El Imam (P) preguntó: ¿Cuáles el nombre de esta zona?
La gente le respondió: “Karbalá”
El Imam (P) dijo entonces: “Aquí es la tierra de Karb y Bala.” (En árabe, Karb کرب significa dificultad y Bala بلا significa calamidad).
Luego dijo: Cuando acompañábamos a mi padre el Imam Alí (P) en la batalla de Siffin, pasamos por esta misma tierra. Mi padre se paró y preguntó por el nombre de esta zona. Cuando la gente le dijo su nombre, él mencionó: “Este es el sitio de sus carpas de campaña, y aquí es donde se derramará su sangre.” La gente le preguntó de qué habla. El Imam Alí (P) respondió: “Una caravana de la familia de Muhammad (PBD) acampará aquí.”
El Imam Husain (P) continuó: “Este mismo es el sitio de nuestro campamento, y aquí es el lugar de matanza de nuestros hombres y donde se derrama nuestra sangre.”
Luego de esta explicación; se ha narrado que después de que el Imam (P) acampó en Karbalá, unió a sus hijos, hermanos y parientes y dijo llorando: “Dios nuestro! Ciertamente nosotros somos la familia de tu Mensajero Muhammad (PBD) quienes somos exilados (de nuestra patria) y del santuario de nuestro abuelo. Los omeyas han violado nuestros derechos. Pues Dios nuestro! Retoma nuestros derechos de ellos y ayúdanos frente a los opresores.”
Luego volteó su cabeza hacia sus compañeros y exclamó: “Las personas son esclavos del Mundo y la religión es una vanidad en sus lenguas. Entonces la preservan mientras les rinde ganancias para sus subsistencias, pero cuando se les prueba con dificultades, pocas personas resultan piadosas”. Como una referencia, se ha narrado que el Imam (P) compró el terreno de Karbalá de los habitantes de Neinawa y Qaziriah por 600000 dírhams
Poco después de que el Imam (P) acampó en Karbalá, Ibn Ziad le envió una carta diciendo: “Oh Husain! Ya me enteré de tu llegada a Karbalá. Yazid Ibn Mu’awiah me ha ordenado que no te deje de vigilar hasta que termine contigo o hasta que decidas aceptar el mandato de Yazid.”
Se ha narrado que el Imam (P), luego de leer esta carta, la tiró a un lado y dijo: “No prosperarán las personas que prefieren su propia satisfacción a la complacencia de Dios.” El emisario de Ibn Ziad dijo al Imam (P): Oh Aba Abdil-lah! ¿No vas a contestar la carta de Ibn Ziad? El Imam Husain (P) respondió: “Su respuesta es el doloroso castigo de Dios que le alcanzará muy pronto.” El emisario regresó donde Ibn Ziad y le transmitió las palabras del Imam (P). Entonces, Ibn Ziad ordenó preparar un ejército para luchar contra el Imam (P
Suceso de Ashûra
Ubaidul-lah Ibn Ziad logró dominar la ciudad de Kufah utilizando varios trucos y amenazas. Luego envió a sus soldados a Karbalá y rodeó la caravana del Imam Husain (P), logrando martirizarlos. Después del martirio del Imam (P), capturó a su familia y escribió una carta para Yazid dándole las noticias del asesinato del Imam Husain (P). Yazid le respondió en otra carta y le ordenó enviar a los cautivos a Damasco. [1],
Moral y comportamiento del Imam Husain (P)
Husain Ibn `Ali (P) se dedicaba a realizar la oración, bendecir a su Creador y leer el Sagrado Corán, poniendo gran interés cuando suplicaba e imploraba clemencia y misericordia. A veces en el transcurso de un día realizaba hasta cientos de ciclos -rak’at- de oración. Incluso la última noche de su vida no dejó de alabar e invocar a Dios, Loado sea; y hemos leído en diferentes documentos que ese día pidió a sus enemigos una tregua para estar en privado con su Creador y dijo: “Dios, Glorificado sea, sabe lo mucho que me agrada realizar la oración, leer Su Libro Sagrado y suplicar, así como pedir clemencia y perdón”.
Repetidas veces durante su vida, se dirigió a pie hacia la Casa de Dios, La Ka`bah, para llevar a cabo los rituales del Hayy (peregrinación). Los hijos de Ghalib Assadi (Bashar y Bashir)
“En la tarde del día de `Arafah, noveno día del mes de Dhihayyatul Haram, acompañábamos a Husain (P) por el desierto de `Arafah. Este honorable, con profunda humildad y devoción salió de la tienda de campaña y se dirigió, acompañado de algunos de sus seguidores e hijos, hacia el monte; se detuvo en las faldas de éste, volteó su purificado rostro hacia la Ka`bah y entonces levantando sus manos al cielo como un débil necesitado pronunció las siguientes súplicas:
‘Loado y alabado sea Dios, Creador del Universo, a quien nadie puede rechazar Su voluntad, ni impedir Su Dádiva e Indulgencia
Sus manos están llenas de Generosidad y Magnanimidad y todo Lo Creó, sólido e inmaculado, con Su Sabiduría, ningún hecho oculto es para Él un secreto y aquello que se le confíe nunca será alterado.
Él recompensa y castiga a todos y es Reformador de las faltas de sus siervos que Lo invocan, y Misericordioso con los débiles e impotentes. Él hizo descender los beneficios y el Libro dirigente de la sociedad -el Sagrado Corán- luminoso y brillante, y escucha las súplicas y resuelve los problemas y Es quien eleva el grado de los benevolentes y destruye a los opresores. No hay Dios más que Él y nadie ni nada se Le asemejan, Él escucha y ve, y es caridad, delicadeza y sabiduría y, en cualquier situación, omnipotente y poderoso.
¡Oh, Supremo! me dirijo a Ti y doy testimonio de Tu providencia, admito y confieso que Tú eres el más supremo y que regresaré hacia Ti. Antes de que fuese algo y hubiese un signo de mi existencia, Me agraciaste y creaste de tierra. Luego Me trajiste al mundo, íntegro y saludable, para conducir según lo que Me habías destinado desde antes; y Me cuidaste desde que me encontraba en la cuna y era un lactante y, en cuanto a mi sustento, Me diste una leche agradable y digerible, e hiciste bondadosos hacia mi, los corazones de los que me criaron, y obligaste a las cariñosas madres a que me educaran, y Me cuidaste de todas las perversidades ocultas de los genios y demonios, Me cuidaste de todas las abundancias y escasez.
Pues Tú eres Eminente, ¡oh, Clemente!, ¡oh, Misericordioso! Hasta el momento en que pronuncié mis primeras palabras, Me diste todas Tus gracias y todos los años Me educaste hasta que llegué a la perfección y mi fuerza se equilibró. Entonces Me demostraste tu prueba e inspiraste de Tu Conocimiento, y Me dejaste maravillado con Tu Prudencia; Me mostraste Tus Creaciones, sin precedente, en el cielo y en la tierra; y para agradecerte y recordarte Me concientizaste, e hiciste para mí obligatorio el obedecerte y adorarte, y el mensaje que trajeron Tus enviados Me lo explicaste, y facilitaste para mí el aceptar aquello que atrae tu satisfacción, agraciándome con todos estos favores.
¡Dios mío! cuál de tus favores puedo enumerar y recordar, y cuál de tus obsequios agradecer, mientras Tus gracias son más de lo que los contadores pueden enumerar y los calculistas pueden tener conocimiento. Además es muy claro que en lugar de todas las violencias, enojos y calamidades que alejaste de mi, incrementaste bienestar, salud y comodidades.
¡Oh, Siempre Eterno! Haz que sienta temor, tal y como si te estuviese viendo, y hazme venturoso con virtudes y templanza, y aleja de mi las culpas y defectos.
¡Oh, Misericordioso! Dame independencia en mí mismo, certeza en mi corazón, sinceridad y devoción en mis actos e ilumina mis ojos. Dame conocimiento y una clara visión en cuanto a mi religión.
¡Oh, Dios mío! soy incapaz de contar Tus mercedes y favores.
Tabarakta Rabbi ua ta`alaita falakal-Hamdu da’iman wa lakash-Shukru uasiba
¡Oh, mi Creador! Eminente y Magnánimo, las alabanzas y elogios hasta la infinidad sean para Ti, única y especialmente para Ti, y siempre para Ti.
¡Oh, mi Señor! Confieso que soy un pecador, perdona mis errores’.
Ese día Husain (P) al pronunciar estas súplicas acercó tanto los corazones de sus oyentes hacia Dios, al punto que en sus gargantas ahogaban sus llantos; acompañando sus sollozos a las palabras de su Imam, suplicaban a Dios y decían Amin.
Algunos dichos de este inmaculado Imam (P)
“¡Juro por mi vida! Que no es el Imam sino el que juzga en base al Libro de Dios, el que obra con equidad, que profesa la religión de la verdad, y que aprisiona su persona en (base a lo límites de) la Esencia Divina”.
“El hombre es esclavo del mundo y solamente palpa la religión con la lengua, mientras considera que estas palabras superficiales no perjudican su vida mundanal, entonces gira en dirección a la religión; pero cuando es experimentado en La Prueba, son pocos los que realmente siguen la verdadera religión”.
Imam Husain (P) recomendó a su hijo Zain ul `Abidin(P):
“Hijo mío, abstente de ser tiránico con alguien que no tenga a otro que lo auxilie, excepto Dios (que dentro de poco Dios vengará al humilde)”.
El Imam Husain (P) dijo en sus súplicas: “Fuiste Tú el que limpió los corazones de tus amantes de algún otro, hasta que exclusivamente te amaron a Ti… Aquél que Te perdió, ¿qué ganó? Y aquél que te halló, ¿qué perdió? Aquél que aceptó a alguien o a algo fuera de Ti, perdió”. [2]
[1]. Una seleccion del sitio .es.wikishia.net
[2] . seleccionado del sitio http://arresala.org.br/es/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
10 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 11