La inclinación hacia la religión y la creencia en Dios PII

Mié, 12/01/2021 - 10:12
La inclinación hacia la religión y la creencia en Dios PI

La inclinación hacia la religión y la creencia en Dios derivan, en sus etapas iniciales, de cuestiones instintivas y percepciones innatas, pero luego se desarrollan y evolucionan con la ayuda del raciocinio y la reflexión.

Las raíces del sentimiento innato en la naturaleza del hombre son tan profundas y al mismo tiempo tan claras y evidentes, que si una persona depura su mente y su espíritu tanto de conceptos religiosos como de pensamientos antireligiosos y luego mira hacia sí mismo y hacia el mundo de la existencia, podrá ver claramente que se está moviendo en una cierta dirección junto a toda una caravana de seres.

Sin que medie ningún deseo o voluntad de su parte comienza su vida en cierto punto y nuevamente, sin proponérselo avanza hacia otro punto que le es desconocido. La misma realidad puede observarse en todas las criaturas de la naturaleza actuando en una forma precisa y ordenada. Si un hombre de visión clara, que está aún es el estado puro de su naturaleza mira las circunstancias que lo rodean, podrá sentir claramente la existencia de una gran fuerza que lo envuelve a él y al mundo todo.

En su propio ser, que es una porción extremadamente pequeña del gran mundo, verá conocimiento, poder y voluntad de vivir, y se preguntará a sí mismo como es que dichos conocimientos, poder y voluntad podrían no existir en el mundo como totalidad. Es el orden perfectamente calculado y el movimiento del mundo lo que impulsa al hombre a aceptar la existencia de un intelecto universal que, extendiéndose más allá del mundo de la naturaleza, sin embargo la diseña y comanda; a menos que se acepte esto, el ordenamiento del mundo no puede ser explicado.

Quienquiera que pondere su posición en el mundo puede percibir que hay un poder que lo ha creado, lo puso en este plano, le dio movimiento y luego suavemente lo retira sin que su permiso o ayuda sea requerida para ello. Imam As-Sayyad (la paz sea con él) dijo: “La alabanza sea para Dios, Quien ha escogido para nosotros las bellezas de la creación, nos ha proporcionado los deliciosos sustentos y ha establecido para nosotros la superioridad a través del dominio de toda la creación. Debido a eso, toda Su creación nos acata gracias a Su poder, y deben obedecernos gracias a Su gloria.

Imam as Sayyad, el cuarto de los Inmaculados Imames (P) en una de sus súplicas del Sahifatus-Sayyadiiah dice: “La alabanza sea con Dios, Quien ha formado en nuestros cuerpos los instrumentos para abrir y cerrar nuestros miembros; nos ha hecho disfrutar de la tranquilidad de la vida; nos ha alimentado con sustentos agradables; nos ha enriquecido con Su favor y nos ha alegrado con Su gracia. Luego, nos ha prescrito determinadas ordenes y mandatos para probar si obedecíamos o no, y no ha puesto límites para comprobar si agradecíamos o no.

Pero nosotros nos hemos desviado del sendero de Su orden, cabalgando sobre la montura de lo que nos ha vedado. A pesar de todo, Él no se apresuró en Su castigo ni en Su venganza contra nosotros. Por el contrario, gracias a Su misericordia nos ha concedido tiempo generosamente y por Su amabilidad espera nuestro retorno con benevolencia.”

Recopilado de las siguientes obras:
Los Fundamentos de la Doctrina Islámica, Sayyid Mujtaba Musavi Lari.
Enseñanza de la Doctrina Islámica, Muhammad Taqi Misbah.
Introducción a la Filosofía del Islam, Muhammad Husain Beheshti, Muhammad Yauad Bahanar.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
1 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 30