El nacimiento de la República Islámica fue un terremoto que creó dos frentes en el mundo

Dom, 05/05/2024 - 03:33

En cuanto a la República Islámica, bien sabes que el nacimiento de la República Islámica tuvo un impacto global. Creó un terremoto. Fue un evento global y no sólo un evento regional relacionado con un país. El liderazgo del difunto Imam [Jomeini (ra)] y la determinación, la valentía y los sacrificios de la nación iraní condujeron a un evento que creó dos frentes [opuestos] en el mundo. Un frente estaba compuesto por democracias que dependían de las políticas (no quiero utilizar la expresión “escuela”) de la democracia liberal. Ése es un frente. El otro frente era el frente de una república relacionada con la religión y el Islam, incluso originada en la religión y el Islam.

El siguiente es el texto completo del discurso pronunciado por el Imam Jamenei, Líder de la Revolución Islámica, en una reunión con el presidente y los miembros de la Asamblea de Expertos de la Dirección el 7 de marzo, 2024.
En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso

Toda alabanza se debe a Dios, Señor de los Mundos, y la paz y los saludos sean con nuestro Maestro y nuestro Profeta, Mahoma, y su Progenie pura e inmaculada, particularmente el Remanente de Dios en la tierra.

Doy la bienvenida a todos y cada uno de los honorables caballeros aquí presentes y pido a Dios Todopoderoso por su continuo éxito. También me gustaría presentar mis respetos a los hermanos y amigos que solían estar en este grupo pero que fallecieron durante el año pasado, el último de los cuales fue el difunto Ayatollah Emami Kashani (ra). Que Dios conceda su misericordia a ellos y a nosotros.

Los asuntos que el Sr. Bushehri nos contó de parte de los caballeros fueron muy buenos y completos. Es decir, se abordaron todas o la mayoría de las cosas que había que discutir para el país, para los funcionarios y para todos nosotros en esta reunión. Que Dios nos conceda a nosotros y a todos los funcionarios el éxito de poder seguir estas recomendaciones, si Dios quiere.

Me gustaría mencionar algunas palabras sobre los pocos días que quedan del mes sagrado de Sha'ban. El mes de Sha'ban es el mes de las buenas noticias. Es el mes de la felicidad. Es el mes para purificar e iluminar nuestros corazones buscando el perdón de Dios y a través de súplicas y conversaciones con Dios. Es el mes para prepararnos para las abundantes e infinitas bendiciones del mes sagrado del Ramadán. Lo que una persona ora durante este mes es especial: “¡Oh Dios! Concédeme un completo desapego [de mis deseos mundanos para que pueda acercarme] hacia Ti”; "¡Oh Dios! Dame un corazón que anhele estar cerca de Ti y una lengua que te diga la verdad” (Iqbal al-A’mal, 2: 687). Estas peticiones están llenas de luz, gracia y espiritualidad. Bueno, una parte importante de este mes [de Sha’ban] ya ha pasado. Debemos decir: “Oh Dios, si todavía no nos has perdonado en este mes de Sha'ban por lo que ha pasado, entonces perdónanos por lo que queda de este mes" (Iqbal al-A'mal, 1: 9) , Si Dios quiere, nos ayude a aprovechar bien los pocos días que quedan, y tal vez Dios Todopoderoso nos conceda su gracia.

Este año, los meses de Bahman y Esfand [febrero-marzo] revelaron signos de democracia islámica más que la mayoría de los otros años. Desde los Diez Días del Fajr [que celebra el aniversario de la Revolución Islámica], las exuberantes manifestaciones del 22 de Bahman, hasta las elecciones de marzo y la formación de la Asamblea de Expertos, todos estos son signos y características relacionados con la democracia islámica. y la República Islámica. Por lo tanto, mi discurso de hoy abordará brevemente la República Islámica, me dirigiré a la Asamblea de Expertos y diré algunas palabras sobre el Majlis. Estos son los temas de mi discurso de hoy.

En cuanto a la República Islámica, bien sabes que el nacimiento de la República Islámica tuvo un impacto global. Creó un terremoto. Fue un evento global y no sólo un evento regional relacionado con un país. El liderazgo del difunto Imam [Jomeini (ra)] y la determinación, la valentía y los sacrificios de la nación iraní condujeron a un evento que creó dos frentes [opuestos] en el mundo. Un frente estaba compuesto por democracias que dependían de las políticas (no quiero utilizar la expresión “escuela”) de la democracia liberal. Ése es un frente. El otro frente era el frente de una república relacionada con la religión y el Islam, incluso originada en la religión y el Islam.

Estos dos frentes nacieron con el establecimiento de la República Islámica y no existían antes de eso. Naturalmente, trajo complicaciones para ambas partes. La incompatibilidad entre estos dos frentes era natural y quedó patente desde el primer día.

No se debe imaginar que esta incompatibilidad se debe únicamente a la adhesión a la religión cuando un lado se adhiere a la religión y el otro es indiferente a la religión, o que se deba, por ejemplo, a la no adhesión a la religión. No fue sólo eso. Por supuesto, así parecía ser, pero la oposición, la incompatibilidad y las posibles hostilidades son más profundas que esto. El problema era que esta facción de la democracia occidental dominante sentía que este nuevo modelo que había surgido estaba en conflicto con sus principales intereses y tal vez en última instancia se oponía a su entidad. Ellos sintieron esto. Este sentimiento se creó en general en el lado opuesto desde el comienzo del establecimiento de la República Islámica, y se intensificó y se fortaleció día a día.

Esta oposición y este grave conflicto se deben al hecho de que en el centro del sistema de democracia liberal y de los gobiernos que fueron creados sobre la base de esa lógica y principio, hay un istikbar [arrogancia], agresión y transgresión inherentes. Arrogancia aquí tiene el mismo significado que usamos en la Revolución Islámica. Es decir, abarca opresión, agresión y violación de los derechos de otras naciones. Este significado existe en su esencia [de la democracia liberal].

Estos gobiernos sintieron y vieron que su riqueza, poder y dominación absoluta dependían de atacar e invadir naciones y países débiles. Esto se evidencia por el hecho de que en el apogeo de las consignas populares de esa facción (es decir, las consignas de democracia, libertad y derechos humanos que alcanzaron su punto máximo en el siglo XIX), paralelamente a estas consignas, el mayor movimiento de colonización de esa facción también tomó lugar en el mismo período.

Por lo tanto, el pico de colonización de los países asiáticos, numerosos países africanos y América Latina se produjo durante el siglo XIX y continuó hasta principios del siglo XX. En otras palabras, estos dos eventos ocurrieron simultáneamente. Esos lemas se volvieron comunes en el siglo XIX, y al mismo tiempo se produjo el arrogante movimiento hacia la colonización, que fue acompañado por la opresión y el desprecio de los derechos de otras naciones.

Naturalmente, cuando no hay espiritualidad, se forma un trasfondo de opresión, injusticia y agresión. Cuando un grupo se siente fuerte y es capaz de explotar un país, como la India, por ejemplo, que era rico, tenía industrias y se consideraba un país avanzado en ese momento, y, mediante el uso de la fuerza y la presión, puede tomar el control y utilizarlo. la riqueza de otro país para aumentar su propia riqueza, poder y capacidades, ¿por qué no lo haría? Cuando no hay espiritualidad, ¿qué hay que le impide hacerlo? ¡Puede, así lo hace, y lo hizo!

El colonialismo se apoderó de importantes regiones de Asia, incluido el este de Asia, la India y los países vecinos. También se hizo cargo de África y América Latina. Por supuesto, América del Norte también se vio afectada por el colonialismo, pero pudieron obtener la independencia a través de muchas luchas y muchas batallas. De lo contrario, ellos también seguirían siendo colonizados. Así está ese frente.

La cuestión más importante del frente opositor, que fue creado sobre la base de una democracia religiosa, es enfrentar la opresión, la arrogancia y la transgresión. Así es como es. Es decir, la base de un gobierno formado sobre la base de la religión y el Islam es “ni dañar a otros ni sufrir daño” (Corán 2:279). Su objetivo principal es luchar y enfrentar la opresión. “Quienes tienen fe luchan en el camino de Alá” (Corán 4:76). Por eso, naturalmente, esta confrontación y hostilidad mutua se produjeron de forma automática. Ésta es una realidad que se ha producido. Por supuesto, hay muchos detalles involucrados en lo sucedido. Hay muchas cosas que decir sobre esto, y una de las características [del otro frente] es el colonialismo que mencioné.

El belicismo y el interminable derramamiento de sangre en la búsqueda del poder son algunas de las características de este sistema que se forma en nombre de la llamada democracia pero que está lejos de la espiritualidad, la religión, los conceptos religiosos y las enseñanzas religiosas. Muchos de estos trágicos acontecimientos también tuvieron lugar en la propia Europa. Sin embargo, siempre están unidos cuando se enfrentan a no europeos. Pero cuando se liberan de hacer eso, entran en conflicto entre sí. De hecho, los problemas y lo que sucedió en Europa en el siglo XIX (las guerras, las masacres, las agresiones entre sí y las conquistas opresivas, etc.) tienen muchos detalles. Pero esas cuestiones son irrelevantes para nuestros problemas actuales.

Entonces, ¿qué es lo que estoy tratando de decir de esta discusión? Lo que quiero decir es que, en primer lugar, la oposición de la República Islámica contra aquellos a quienes se opone es una oposición a la opresión, la arrogancia y la agresión. No preguntes: "¿Por qué estás en contra de ciertos países?" Por regla general, no nos oponemos a otros gobiernos, países o naciones. Más bien, nos oponemos a la opresión, la arrogancia y la agresión. Nos oponemos a los acontecimientos que ven desarrollarse hoy en Gaza.

Una nación, los dueños de una tierra, están sometidos a una opresión tan severa en su propia tierra. Sus mujeres, sus hijos, sus familias, sus hogares, sus infraestructuras y sus pertenencias son destruidos con pura brutalidad y crueldad, mientras algunos países se quedan quietos y observan. No sólo no se oponen ni impiden estas acciones, sino que incluso ayudan en ello. Estados Unidos, Gran Bretaña y algunos países europeos les ayudan [estas acciones].

Esto es lo que estamos diciendo. Nos oponemos a esto. Lo que coloca a la República Islámica en oposición al frente opuesto son estos conceptos, que son denunciados por estándares morales racionales, tradicionales, religiosos y humanos. Nos oponemos a estas cosas. La República Islámica se opone a estas cosas. Por lo demás, el Sagrado Corán, con respecto a los incrédulos, afirma: “Alá no os prohíbe a aquellos que no os hicieron la guerra por motivos de religión y no os expulsaron de vuestros hogares” (60:8). Si hay un incrédulo que cumple con los términos de una transacción con él/ella en el Islam, no hay problema. Cuando los ejércitos islámicos conquistaron las regiones del Levante y zonas similares que pertenecían a Roma, los judíos que allí se encontraban dieron la bienvenida a los musulmanes. Dijeron: “Y 

¡Nuestra justicia nos ha salvado! En aquella época, los judíos estaban bajo el dominio del Imperio Romano y bajo presión. Dijeron: "¡Tu justicia nos ha salvado!"

Así fue. Los musulmanes vendrían y la gente vería su justicia y equidad. Y los musulmanes tratarían a los incrédulos de la misma manera. El problema es la agresión, la opresión y el colonialismo. Entonces, el primer punto es dejar claro que la oposición y confrontación de la República Islámica y el frente de la República Islámica con las repúblicas que se esconden detrás de las fachadas de la democracia, los derechos humanos y el liberalismo se debe a la esencia interna de su actividades y el espíritu de sus acciones que incluyen opresión y arrogancia. Esta es la primera conclusión que queríamos sacar de esta discusión.

La segunda conclusión que se puede sacar es que debemos levantar continuamente la bandera de batalla contra las potencias arrogantes. Necesitamos asegurarnos de que la bandera de batalla contra las potencias arrogantes permanezca en manos de la República Islámica en todo momento. Debemos tomar la iniciativa y estar a la vanguardia para izar esta bandera de manera aún más prominente cada día.

La tercera y última conclusión es que debemos aclarar esta verdad a nuestras generaciones más jóvenes. Nuestros jóvenes, tanto los jóvenes de esta generación como los jóvenes de las generaciones futuras, necesitan saber cuál es la visión de la República Islámica y por qué se opone a ciertas cosas. Afortunadamente, por supuesto, en las cuatro décadas que han transcurrido desde la formación de la República Islámica, hemos tenido éxito tanto a nivel regional como global en transmitir esta imagen, ideología y orientación de la República Islámica a la comunidad mundial. Esta fue la primera parte de mi charla.

En cuanto a la Asamblea de Expertos, son responsables de las tareas más importantes, que son “seleccionar al Líder” y “supervisar el mantenimiento de las calificaciones del Líder”. Ésta es quizás la tarea más importante en la gestión de la sociedad iraní en la República Islámica. La Asamblea de Expertos debe garantizar que en sus decisiones y selecciones se respeten los principios fijos de la República Islámica. Deberían tener cuidado de que no se descuiden los principios fijos de la República Islámica. Esto es muy importante. Esto significa que el Líder debe ser seleccionado respetando y considerando los principios fijos que son certezas fundamentales en la República Islámica. Hay dos tipos de reglas, reglas fijas y reglas modificables.

También tenemos normas secundarias y cambiantes en el Islam, como las tenemos en la República Islámica. Algunas sentencias pueden ajustarse para satisfacer las necesidades cambiantes, como se describe en la constitución. Por ejemplo, el artículo 44 permite modificar determinadas normas según sea necesario. Si bien hay muchos casos en los que las reglas se pueden modificar, también hay principios fijos que no se pueden cambiar. Podemos ver tales principios en la constitución, en las declaraciones del difunto Imam (ra) y en las enseñanzas islámicas. Estos deben ser observados. Estos principios incluyen promover la justicia, luchar contra la corrupción, aumentar el conocimiento islámico y respetar el Islam en la sociedad. Estos son principios fijos que son inmutables. Ésta fue mi humilde recomendación a todos los miembros presentes y futuros de la Asamblea de Expertos.

También quisiera decir unas palabras sobre el Majlis. Cada nuevo Majlis trae consigo nuevas esperanzas y aspiraciones. Con la formación de un nuevo Majlis, surgen nuevas esperanzas debido a ese Majlis y hay nuevas oportunidades. En el nuevo Majlis entran nuevos representantes y junto a ellos se encuentran representantes experimentados de períodos anteriores que ofrecen una buena combinación de innovación y experiencia. Pueden utilizar las experiencias pasadas exitosas mientras implementan nuevas ideas. Este es un activo valioso.

The formation of any new Majlis is a valuable asset that can be used for the country. This should be appreciated. It is like fresh blood flowing in the veins of the country's political and social structure, and, God willing, it will be beneficial. It is a pleasant event that can turn bitter, like any other pleasant thing in the world. In other words, there are other factors which can cause this sweetness to turn bitter. I have noted here that the factors which can destroy the pleasant atmosphere of the new Majlis are words that create conflicts, quarrels, and hostilities that the enemies like. These things can ruin the pleasantness of the new Majlis. We must be very cautious about this. We must be very cautious.

The brothers and sisters who are a part of the new Majlis that will be formed shortly should be cautious not to let the sweetness of forming the new Majlis dissipate and turn bitter. The first effect of failing to take these considerations into account is disappointing and upsetting the nation as well as creating a negative political environment. Choosing the new Majlis and the introduction of new representatives naturally creates a rejuvenated political environment, but this positive change can be removed [as a result of the conflicts]. This is the primary consequence [of conflicts] that we need to be aware of.

The next effect is that the Majlis will lose its effectiveness. When the Islamic Consultative Majlis becomes entangled in disputes, conflicts, and siding with different factions, it strays from its primary purpose and is unable to perform its duties. [Siding with] factions and conflicts are obstacles to their work.

I want to point out that we have an Islamic democracy. The inclusion of "Islamic" in the title is significant beyond just political environments. This means that being Islamic and being an Islamic Republic is about more than just presenting a political model. Yes, that is a crucial aspect, but it is not the sole defining characteristic.

One of the main parameters of the Islamic Republic is that its officials should be pious. They need to adhere to what is halal [permissible] and what is haram [forbidden] while abstaining from dishonesty, backbiting, slander, and such behaviors. Just as we strive to be righteous in our personal lives and avoid forbidden actions, we must uphold the same standards in our political environment and in our political endeavors. We must avoid all that is forbidden and prioritize this in all our actions.

The Commander of the Faithful [Imam Ali (pbuh)] says, “If it were not for piety, I would have been the most cunning of the Arabs" (Al-Kafi, 8: 24). Piety prevents many behaviors. In the first section of most of the letters and orders that Imam Ali (pbuh) gave to his governors, as cited in Nahj al-Balaghah, it is stated, “He [Imam Ali] ordered him to fear God” (Nahj al-Balaghah, letter 26). His first recommendation is that “He [Imam Ali] ordered him to fear God.” Regarding Malik Ashtar and the well-known order and command that he gave to Malik Ashtar, [Imam Ali (pbuh) stated,] “He ordered him to fear God and to prefer obedience to Him” (Nahj al-Balaghah, letter 53). So, that is what the Commander of the Faithful has emphasized. Or [he said], “Move ahead with the fear of God” (Nahj al-Balaghah, letter 25). His recommendation was for them to practice piety.

Therefore, in political affairs, encounters, and groupings — which inevitably exist because of differences in opinion, and there is nothing wrong with that — one should observe piety. One must seriously avoid religious prohibitions. If this is done, God willing, the outcome of activities will also be desirable and Almighty God will bless the efforts.

We hope, God willing, that Almighty God will aid the speaker to put these words into practice and grant success to the audience too, so that these words will have an effect on the hearts. And may we carry out our work and duties according to our religious obligations.

May God’s greetings, mercy, and blessings be upon you.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
19 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a es.btid.org
Online: 8