El Carácter del Santo Profeta (P) P2

Mar, 06/21/2022 - 06:30
El Carácter del Santo Profeta (P) P2

Concédenos bienestar en esta vida y en la otra; nos hemos vuelto a Ti arrepentidos". Dijo [Dios]:

"Azoto con Mi castigo a quien quiero, pero sepan que Mi misericordia lo abarca todo, y se la concederé a los piadosos que pagan el zakat y creen en Mis signos, aquellos que sigan al Mensajero y Profeta iletrado [Mujámmad], quien se encuentra descrito en la Tora y el Evangelio; [el Profeta] que les ordena el bien y les prohíbe el mal, les permite todo lo beneficioso y solo les prohíbe lo perjudicial, y les abroga los preceptos difíciles que pesaban sobre ellos [la Gente del Libro]. Y quienes crean en él, lo secunden, defiendan y sigan la luz que le ha sido revelada, serán los bienaventurados". 3

Esta es la razón por la cual el Santo Profeta (saw) no deseaba privilegios para sí mismo en su vida. Uno nunca podría decir que el Santo Profeta (P) diferenció de otras personas a alguien que lo conoció anteriormente. El Santo Profeta (P) se encargaba de las tareas de la casa, recibía a todos en persona y escuchaba a los que acudían a él por necesidad. No se sentó en la posición y asiento de honor. No contaba con ningún medio de equitación y protocolo oficial para trasladarse de un lugar a otro. Si ganaba algo de dinero, daría a los necesitados más allá de sus gastos necesarios.

A veces, dio incluso su dinero menos disponible a los necesitados y vivió con hambre. Siempre vivió como los necesitados y se asoció con ellos. No mostró la menor dilación en otorgar los derechos del pueblo, pero utilizó la máxima connivencia y condonación de sus derechos personales. Cuando los dignatarios de Quraysh fueron llevados ante él después de la conquista de La Meca, no mostró la menor dureza y los perdonó a todos, aunque lo habían tratado con la mayor crueldad antes de la Hégira e incluso habían provocado sedición después de la Hégira.

En su ética y virtudes humanas, el Santo Profeta (P) fue notablemente reconocido entre amigos y enemigos. Era incomparable en sociabilidad, alegría, paciencia, modestia, sobriedad y dignidad. Como el Sagrado Corán ha elogiado su conducta generosa mediante una declaración:

Eres de una naturaleza y moral grandiosas. 4

Tomó la iniciativa al saludar a aquellos con quienes se encontraba, incluso mujeres, niños y subordinados. Uno de sus amigos le pidió permiso para inclinarse, es decir, postrarse frente a él. El Santo Profeta (P) dijo: "¿Qué quieres decir? Estas son las costumbres de César y Casra. Y yo estoy a favor de la profecía y la servidumbre".

Desde que fue designado para una misión por Allah para propagar la religión y guiar y conducir a la gente, el Santo Profeta (P) no descuidó su deber ni por un momento y no se abstuvo de sus incansables esfuerzos. Trece años antes de la Hégira, cuando estuvo en La Meca, aunque enfrentó dificultades insoportables causadas por los politeístas árabes, el Santo Profeta (P) se dedicaba constantemente a adorar a Allah y propagar la religión de Allah.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
5 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a es.btid.org
Online: 57