Consejos de padre a su hijo. parte3

Mié, 07/28/2021 - 05:45

Carta 31 del libro Nahyul Balagha del Imam Ali (P)

Él te escuchará. Acepta tus ruegos cuando quiera que le reces. Implora a Él para que te conceda los deseos de tu corazón. Dile todas las calamidades que te han sobrevenido, los infortunios que enfrentas y suplica por Su Ayuda para superarlos. Invoca Su Ayuda y Apoyo en las dificultades y aflicciones. Implórale te conceda larga vida y buena salud. Rézale por la prosperidad y requiérele de Sus Favores y Dones que nadie sino Él puede conceder y adjudicar. Piénsalo bien. Por el simple hecho de concederte el privilegio de rezar por Sus Favores y Mercedes, Él te ha entregado las llaves de Sus Tesoros y Dichas. Algunas veces encontrarás que tus requerimientos no son concedidos inmediatamente. Por consiguiente, significa que no necesitas que sean abastecidos, porque la concesión de los ruegos depende del verdadero propósito e intención de quien los implora. Algunas veces los ruegos son denegados porque el Dios Misericordioso quiere que recibas más premios, soportando pacientemente calamidades y sufrimientos, creyendo, no obstante en Su Ayuda. Así te puede otorgar mayores favores de los que pediste. Algunas veces tus ruegos son rechazados y esto también resulta para tu interés, porque comúnmente, inconscientemente, pides cosas que son realmente dañinas para ti. Si esos pedidos fueran concedidos, te harían más mal que bien, y pudiendo ser muchos de tus requerimientos como esos, resultarían para tu eterna condenación. Así, el rechazo a acceder a tus solicitudes resulta como una bendición que no llegas a percibir. Aunque comúnmente si tus pedidos no son realmente dañinos para ti en este mundo o en la otra vida, se rechazan, pero luego se te concederán en cantidad mucho mayor de lo que pediste y produciendo tal beneficio con su entrega como nunca pudiste imaginártelo. Por tanto, deberás ser muy cuidadoso al pedir Sus Favores, solamente implora por las cosas que son realmente beneficiosas para ti, que tales beneficios sean duraderos y que a la larga no resulten perjudiciales. Recuerda, mi querido hijo, que la riqueza y el poder son cosas que no permanecerán contigo siempre y que pueden acarrearte perjuicio en la otra vida. Sabe hijo mío, que a ti se te creó para el otro mundo y no para este. Tu estadía en este mundo es temporal. Vives en un lugar sujeto a la decadencia y a la destrucción. Es un lugar donde tendrás que estar ocupado preparándote para el otro mundo. La muerte está siguiéndote. No puedes alejarte de ella. Como sea que intentes evitarla, te llegará tarde o temprano. Por tanto, cuídate de que no te tome desprevenido, sin posibilidad de arrepentirte de los vicios, males y pecados cometidos. Si la muerte te toma desprevenido, entonces estarás eternamente condenado. Por ello hijo mío, conserva siempre tres cosas en el pensamiento: la muerte, tus obras y acciones y la otra vida. Así estarás siempre preparado para enfrentar la muerte. Mi querido hijo, no te entusiasmes y no te dejes tentar por las tonterías de la gente mundanal que lleva una vida viciosa y de placeres, y no te dejes impresionar por el esfuerzo que hacen por el gozo y placer de este mundo. Dios te ha explicado muy misericordiosamente todas esas cosas. No solamente el Dios Misericordioso, sino que tú visión de este mundo te ha permitido verlas. Te ha desvelado que eres mortal. Abiertamente ha declarado la fragilidad, limitaciones y vicios de esta gente. Recuerda que estas personas mundanales son perros que ladran y bestias feroces. Entre ellos se ladran constantemente. Sus señores poderosos matan y masacran al pobre y al débil, explotando y tiranizando. Hasta tal punto están ganados por sus inmoderados deseos y codicia que, encontrarás a algunos de ellos como animales domésticos, atados de pies y manos (han perdido la libertad de pensamiento y no pueden liberarse de la esclavitud de sus deseos y hábitos mundanales) mientras que hay otros a los que la riqueza y el poder los ha vuelto locos. Se portan como animales indómitos, extraviados, aplastando y matando a sus semejantes y destruyendo las cosas que les rodean. La historia de este mundo es simplemente el resultado de tales incidentes, unos grandes y otros pequeños. La diferencia es de poderío, pero la intensidad (del mal) es la misma. Esta gente está perdida, no saben qué hacen ni a dónde van. Examina sus actividades y estudia su forma de pensar. Las encontrarás confusas e irracionales. Aparecen como ganado errando en un desierto donde no hay agua para beber, alimento para comer, ningún rebaño de ovejas que los abastezca y ningún guardián que los cuide. Lo que en realidad les ha ocurrido es que los vicios de este mundo se posesionaron de ellos, los arrastran donde quieren y los tratan como si fueran ciegos, porque realmente están cegados para ver la luz de la verdadera religión. Son vagabundo sin verdaderos objetivos y proyectos sensatos en el asombroso espectáculo que el mundo ha puesto en escena para ellos. Están completamente emborrachados con el vino y los placeres amontonados alrededor de ellos. Consideran a este mundo como si fuese su dios y su nutridor. El mundo está jugando con ellos y ellos juegan con el mundo, olvidando y renegando de todo. Pero la noche de los goces y placeres no permanecerá eternamente. El amanecer de la realidad surgirá más tarde o más temprano. La caravana de la vida llegará con toda seguridad puntualmente a su destino. Quién día y noche ha actuado como un caballo piadoso, llevándoles siempre hacia el final de su viaje, deben recordar que aunque puedan sentirse como detenidos en un lugar, en realidad están en movimiento. Están en camino hacia su destino. Todos los días dan un paso más en su viaje hacia la muerte. Debes saber hijo mío, que no puedes pedir que se te concedan todos tus deseos. No puedes esperar escaparte de la muerte y estás pasando por la vida como otros lo han hecho ya. Por tanto, controla tus expectativas, tus ansias y deseos. Sé moderado en tus pedidos. Gana tus medios de vida a través de formas escrupulosas y honestas. Conténtate con lo que tomas de manera honorable y honesta. Ve lentamente y no permitas que tus deseos te vuelvan loco, porque hay muchos deseos que te llevarán hacia el desengaño y la perdición. Recuerda que todos los pobres o todos lo que suplican por algo no siempre lo consiguen y los que se respetan a sí mismos no mendigan y suplican por todas las cosas no quedarán siempre desafortunados o desilusionados. Por tanto, no rebajes el respeto por ti mismo. No seas mediocre y sumiso y no te autosubyugues a través de acuerdos ruines y malignos aunque te hagan creer que lograrás los deseos de tu corazón, porque nada en este mundo puede compensar la pérdida de consideración hacia uno mismo, la nobleza de espíritu y el honor. Ten cuidado hijo mío, te advierto que no te conviertas en esclavo de otro. Dios te ha creado como un hombre libre. No vendas tu libertad por nada. No hay ninguna ganancia efectiva o valor real que te beneficie u obtenga, por vender el honor y el respeto a ti mismo, o entregándote a la deshonra, el insulto y la indignidad, no habiendo ningún poder o riqueza efectiva en lo que adquieras por los medios equívocos. Ten cuidado hijo mío, que la avaricia y la codicia no pueden más que conducirte hacia la destrucción y la perdición. Si consigues no tener otro benefactor más que Dios, entonces esfuérzate para lograr dicha nobleza de carácter, porque Él te concederá tu parte, de una manera u otra. Recuerda que lo poco que Dios te va a dar será más provechoso, útil y honorable para ti, que lo que es concedido por los hombres en cantidades copiosas y abundantes. Y ¿qué puede darte el hombre sino parte de lo que Dios le dio a él. Las pérdidas que sufras a causa de tu silencio, pueden ser compensadas fácilmente, pero las pérdidas que se presentan por el palabrerío excesivo y confuso, son difíciles de compensar. No dudes que la mejor forma de mantenerte limpio de palabrería es cerrando la boca. Protege lo que ya posees, pero lo propio (lo que te pertenece) es mejor que pedir y solicitar lo que otros poseen. La amargura del desengaño, privación y pobreza es en realidad más dulce que la deshonra y humillación del ser humano. El pago por una dura pero honorable y respetable tarea, oficio profesión aunque en pequeña cantidad, es mejor que la riqueza que puedas acumular a través del pecado y la maldad. Nadie puede guardar tus secretos mejor que tú. A menudo el hombre hace los esfuerzos más grandes por conseguir las cosas que son las más perjudiciales para él y a menudo uno mismo se hace el mayor daño. Recuerda siempre lo siguiente: - Quien habla demasiado comete las mayores equivocaciones. - Quien piensa y reflexiona regularmente, desarrolla su perspicacia. - Manteniéndote en compañía de la gente buena, desarrollarás la bondad en tu carácter y, evitando reunirte con malas personas, te abstendrás de la maldad. - La peor forma de vivir es hacerlo con medios adquiridos de mala manera. - Oprimir a una persona débil y necesitada, es la peor forma de tiranía y maldad. - Si tu indulgencia y tu bondad van a producir pésimos resultados, entonces ser estricto o severo es la mejor bondad. - A menudo la meditación resulta perjudicial y algunas veces resulta útil para conservarse saludable. - A menudo sacas provecho de los consejos y advertencias de la gente no capacitada para ello, y a menudo te encuentras con consejeros que no son sinceros. - No te confíes en las esperanzas vanidosas porque ellas son el capital de los tontos y los estúpidos. - Sabiduría es el nombre de la actitud que recuerda las experiencias y hace uso de ellas. - La mejor experiencia es la que nos da más consejos y mejores advertencias. Saca ventaja de las oportunidades antes de que te vuelvan la espalda. - Todos los intentos no pueden tener éxito. - De todos los que salen de este mundo ninguno volverá. - La peor forma de necedad es desperdiciar las oportunidades de esta vida, como así también, perder la salvación. - Resumidamente, tú tendrás lo que te ha sido destinado. - Hay un elemento de riesgo y especulación en cada negociación, como así también un riesgo en cada pérdida. - Regularmente las pequeñas retribuciones dan tanto beneficio como las grandes ganancias. - Un ayudante que te insulta y un amigo que no se ha formado una buena opinión de ti, no serán de ninguna ayuda o beneficio. - Trata con consideración y amabilidad a aquellos sobre los que tienes poder y autoridad. - No corras riesgos -al ponerte tu mismo- por medio de esperanzas extravagantes, irracionales e irreales. - Ten cuidado y no te pierdas por la adulación. - Haz el bien a tu hermano cuando él esté empeñado en hacerte daño. - Cuando él ignore o se niegue a reconocer el parentesco contigo, trátalo como amigo. Ve en su ayuda y busca mantener las relaciones. Si él es tacaño y se niega a ayudarte económicamente, sé generoso con él. Si te perjudica, acepta sus excusas. Compórtate con él como si fuera el amo y tú el esclavo, como si él fuera el benefator y tú el beneficiario. Pero está atento a no obrar así con personas ruines y que no lo merecen, Si es injusto contigo sé amable y considerado con él. - No hagas amistad con el enemigo de tu amigo, pues de esta manera tu amigo se volverá tu enemigo. - Aconseja a tus amigos sinceramente y de la mejor forma que puedas, aunque pueda no gustarles. - Conserva un control completo sobre tu temperamento y enojo, porque yo nunca encontré nada más beneficioso a la larga y que produzca mejores resultados, que tal control. - Sé suave, agradecido e indulgente con el que es rudo, grosero o severo contigo. Gradualmente él cambiará su forma de conducta. - Sé considerado y otórgales favores a tus enemigos, porque de esta manera ganarás una u otra de los dos tipos de victoria. (Una elevándote sobre tu enemigo, la otra, reduciendo la intensidad de la enemistad) - Si tú quieres interrumpir las relaciones con tu amigo, no las deshagas total y completamente. Deja que tu corazón mantenga alguna consideración por si vuelve a ti. - No desengañes a las personas que tienen una buena opinión de ti y no hagas que cambien de opinión. - Bajo el parecer de que tú, como amigo, puedes hacer lo que quieras, no violes los derechos de tu amigo, porque cuando le prives de ellos, no será más tu amigo. - No maltrates a los miembros de tu hogar (mujer, hijos y dependientes) y no actúes con ellos como si fueras el hombre más cruel y encolerizado. - El logro más grande de tu personalidad es que la enemistad de tu hermano contra ti no sea capaz de superar la consideración y amistad que tú sientes hacia él, y que su maltrato no pueda desequilibrar tu trato amable con él. - No te sientas demasiado angustiado y deprimido por la opresión y la crueldad por quien quiera que te tiranice y oprima, se está haciendo un daño a sí mismo y te está preparando para que encuentres el camino beneficioso. - Nunca maltrates a una persona que ha hecho el bien. - Conoce bien hijo, hay dos tipos de vida, una la que estás transitando y otra la que quieres (la que ha sido destinada a ti) Ella llegará aunque no la busques. - Sé sumiso, modesto y solícito cuando alguien esté necesitado, desvalido y pobre. Y sé orgulloso, abrumador, duro con el que en el poder y la opulencia trate mal a la persona humana. - Nada en este mundo es realmente provechoso y beneficioso para ti, sino lo que tiene alguna utilidad para el otro mundo. - Si no te quieres lamentar por ninguna de las cosas que has perdido en este mundo, preocúpate y siente tristeza por las cosas de valor trascendental. - El pasado y casi todo lo que poseíste en él, no están contigo ahora. De este modo, puedes llegar a la conclusión racional que el presente y todo lo que tienes ahora, también te abandonará. - No seas como las personas que no atienden los consejos. Ellas necesitan del castigo para corregirse. Un hombre sensato y razonable adquiere educación y cultura a través de los consejos y la persona bruta siempre acepta la corrección a través del castigo. - Supera las tristezas, penas y desgracias con la paciencia y la fe del Señor Misericordioso y el trabajo esforzado. - Quien renuncia al recto camino, a la forma del pensamiento y trabajo racional y honesto, se perjudica a sí mismo. - Un amigo es como un familiar y un verdadero amigo es quien habla bien detrás de ti. - Los deseos inmoderados tienen estrecha relación con las desgracias y calamidades. - A veces las relaciones más cercanas se comportan más fríamente que los extraños y a menudo los extraños te ayudan más que tus más cercanos allegados. - Pobre es quien no tiene ningún amigo. - Quienquiera que reniegue de la verdad, encuentra que el sendero de la vida se ha estrechado transformándose en inquietante. - Quien mantiene su posición y prestigio a través de la honestidad, acumulará en ello un capital permanente. - La más poderosa relación es la que se da entre el ser humano y Dios. - Si hay algún peligro de muerte o condena en la obtención de un objetivo, entonces la seguridad yace en tu fracaso para conseguirlo. - Debilidades no son cosas de las que se hablan. - Las oportunidades no se repiten periódicamente por sí mismas. - Algunas veces personas entendidas y sabias fracasaron en conseguir el objetivo señalado, consiguiéndolo en cambio gente sencilla y sin instrucción. - Debes posponer las malas obras tanto como te sea posible, porque las puedes hacer cuando desees. - Romper las relaciones con la gente ignorante, es como relacionarte y estar en compañía de gente sabia e instruida. - Quienquiera que se confíe a este mundo, es inducido al error y quienquiera que le dé importancia y exalte sus posiciones, se deshonra y humilla por sí mismo. - Todas las flechas de tus deseos no darán en el blanco. - Con un cambio de estatus y posición tu condición también cambiará. - Antes de averiguar las condiciones del camino, conoce el verdadero carácter de la gente que te acompañará en el viaje. - En vez de averiguar las condiciones de la casa en que vas a quedarte, antes que nada, averigua que clase de gente son tus vecinos. - No introduzcas temas ridículos en tus conversaciones, aun cuando repitas dichos de otros. - A las mujeres, no las fuerces a casamientos que aborrecen o que consideran indignos, porque de este modo se les hace un daño, convirtiendo a la mujer honorable y virtuosa en un ser desvergonzado y sin honor. - Divide y distribuye el trabajo entre tus servidores de modo que puedas hacerlos responsables a cada uno por el trabajo confiado. Esta es la mejor y más fácil forma de ejecutar el trabajo cuando cada uno busca pasar su responsabilidad a otro. Trata a los miembros de tu familia con amor y respeto, porque ellos son como las alas con las que vuelas y como manos que te sostienen y luchan por ti. Son personas a las que recurres cuando estás en apuros y las necesitas. Mi querido hijo, después de haberte dado estos consejos, te confío a Dios. Él te ayudará, guiará y protegerá en este mundo y en el otro. Ruego y suplico a Él, te tome bajo Su Protección en los dos mundos.

tolidi: 
غیرتولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
13 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 37